Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección La importancia de prevenir el agotamiento y la fatiga crónica6.845 Visitas

Visitas de la sección La importancia de prevenir el agotamiento y la fatiga crónica 1 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

La fatiga crónica es un mal muy común (y cada vez más frecuente), que afecta a muchas personas hoy en día. Tal es así, que se le considera una enfermedad que padecen aquellas personas que han sufrido de un estrés prolongado y que silenciosamente ha ido provocando consecuencias drásticas en su salud.

Pero lo realmente peligroso de padecer esta enfermedad es precisamente que quién la sufre, no sepa que está bajo los efectos del agotamiento y fatiga crónica, y continúe manteniendo el mismo ritmo de vida.

La buena noticia es que se puede combatir cuando es detectada a tiempo, (aunque siga pasando desapercibida en muchos casos), y la mala es que, por desgracia, aún no se le da la importancia que merece y sigue sin ser diagnosticada como una patología que requiere de prescripción médica.

fatiga crónica y síndrome de burnout

¿A quiénes afecta la fatiga crónica?

Aunque como hemos dicho es muy común, se suele asociar sobre todo a un tipo de estrés laboral causado por el exceso de trabajo o de trabajar bajo presión casi todos los días, (siendo denominado en este caso específico con el nombre de Síndrome de Burnout), pero también puede desencadenarse fácilmente por el estrés generado por cualquier situación complicada que se experimente en la vida privada.

Según algunos expertos el estado general que se experimenta con la fatiga crónica afecta sobre todo a personas que poseen una gran fortaleza (física, mental, emocional, espiritual) y que suelen mostrar un alto nivel de exigencia consigo mismas porque necesitan lograr un alto rendimiento en todo lo que hacen, pero que al mismo tiempo se preocupan poco de sí mismas.

Estas personas han llegado a un punto en sus vidas, en el que se ha ido instalando un agotamiento generalizado que es capaz de paralizar las fuerzas, las energías y hasta los sentimientos, siendo un síntoma típico de la fatiga crónica perder la ilusión y alegría de vivir, que puede ser malinterpretado como apatía.

A la fatiga crónica se la puede confundir también con estados depresivos, sin embargo, no son lo mismo, porque las causas que la originan son diferentes.

♥ También te puede interesar leer: Cómo detectar y curar los estados depresivos

causas de la fatiga crónica

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Es necesario detectar la fatiga crónica para poder prevenirla

Por lo general, el agotamiento es un estado generalizado en nuestra sociedad. Es como si a veces sintiéramos que se nos han acabado las pilas para seguir adelante y necesitáramos de una recarga profunda. Sin embargo, la fatiga crónica es un estado que no se percibe de igual manera, ya que comienza por una descarga a nivel emocional y mental, mientras que se sigue exigiendo un alto rendimiento de nuestras capacidades.

Como el foco de atención se encuentra normalmente fuera de nosotros (por la exigencia en el trabajo, las preocupaciones de la vida personal, la intensidad del rendimiento, etc), no somos capaces de darnos cuenta de la dimensión de nuestro desgaste y es fácil pasarlo por alto.

Por esto, el primer paso que hemos de dar es hacernos conscientes de en qué punto nos encontramos y darnos cuenta de que no es apatía ni depresión lo que últimamente sentimos, ni que esa falta de entusiasmo o alegría de vivir es sólo el resultado de que estamos siendo víctimas del síndrome de la fatiga crónica.

♥ También te puede interesar leer: Aprende cómo ser mental y emocionalmente fuerte

la fatiga crónica y estrés laboral

Es entonces cuando se hace necesario echar el freno de mano y valorar la situación que estamos viviendo.

Darnos más tiempo para nosotros mismos, empezar a delegar tareas o plazos más largos para cumplirlas, bajar el listón de exigencia y proponer nuevas metas más accesibles.

Se trata de volver a encauzar nuestros objetivos en coherencia con lo que queremos realmente conseguir y no, con lo que se espera de nosotros. Y sobre todo es aparcar las “obligaciones” el tiempo que sea necesario. En realidad, hacer esto no es algo que se consiga de un día para otro ya que lo que toca es cambiar nuestra actitud hacia la vida y esto es verse cara a cara con estructuras arraigadas de la propia existencia.

Cómo combatir la fatiga crónica y el agotamiento

Cierto es que los tiempos vertiginosos que corren actualmente son en parte responsables de este tipo de síndromes. Los avances tecnológicos, el estilo de vida acelerado que hemos adquirido, el excesivo consumo y la sensación de necesitar satisfacer de forma inmediata nuestros deseos, nos han llevado a una insostenible y frenética situación, dónde nos explotamos a nosotros mismos y permitimos también que nos exploten otros.

  • Lo primero, por tanto, es intentar que nuestra vida se torne lo más tranquila y sosegada posible, y buscar ayuda de algún profesional, en caso de si lo vemos necesario o dependiendo de la gravedad de los síntomas, porque abandonar el ritmo de vida al que nos hemos acostumbrado con un alto nivel de exigencia y rendimiento diario, no resulta fácil.

cómo combatir la fatiga crónica

  • Descansar físicamente y desconectar de aquello que es el causante principal de nuestro estrés también se hace imprescindible para combatir la fatiga crónica, ya que de esta manera no sentiremos la presión que conlleva. En este momento, comienza una nueva fase dónde esto es sustituido por sentimientos de culpa o remordimientos, porque en nuestro fuero interno se traduce como haber dejado de lado nuestras responsabilidades.
  • Retomar la salud física es la clave, por eso si se pueden evitar los medicamentos para sobrellevar el proceso de recuperación, tanto mejor. Y mientras también realizamos un trabajo a nivel interno, intentando descubrir qué es lo que necesitamos realmente, considerando el tiempo que nos podemos permitir desconectar y volver a proyectar nuevamente nuestros propósitos de vida, y que éstos sean menos exigentes y sin tantas expectativas.
  • En caso de que el trabajo sea el principal causante de la fatiga crónica lo mejor sería cambiarlo por otro menos estresante. Y si esto no es posible, pedir unas vacaciones anticipadas o unos meses de excedencia, porque al no ser diagnosticado con la seriedad que merece no podemos pedir una baja médica como cuando se hace cuando el motivo de la misma es por depresión, por ejemplo. De lo contrario, si no se toman estas medidas, no conseguiremos recuperarnos del agotamiento acumulado.

♥ También te puede interesar leer: Aprende a decir NO

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 21 personas les gusta esto.

Etiquetas relacionadas con esta publicación: