Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección 5 verdades sobre el cabello que quizás desconoces91.726 Visitas

Visitas de la sección 5 verdades sobre el cabello que quizás desconoces 1 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Existe un desconocimiento generalizado de la verdadera importancia y papel que tiene el cabello en nuestro cuerpo, a diferencia de la creencia algo banal, pero bastante extendida, de que es un simple elemento ornamental del que disponemos a capricho para evidenciar ciertas tendencias estéticas.

Sin embargo, el pelo de nuestra cabeza tiene su utilidad y se encuentra ahí por mucho más que una simple razón decorativa, al igual que las cejas.

1. El cabello forma parte del sistema nervioso

Se supone que tanto la naturaleza de los pensamientos como de las emociones es intangible y abstracta. Sin embargo en nuestro cabello se traducen nuestros pensamientos y emociones, al igual que lo hace nuestra piel, por lo que se convierten en la manifestación física de nuestro interior. Se podría llegar a afirmar que el cabello de nuestra cabeza es la extensión del sistema nervioso, siendo puntos de conexión importantes de nuestro cuerpo con el espíritu.

Cuando alguien está atravesando por un momento de crisis nerviosa o estrés, es habitual que su pelo se debilite, se caiga en cantidades extremas o se quiebre. Asimismo ocurre cuando bullen demasiados pensamientos en nuestra mente. Pensar demasiado en las preocupaciones cotidianas, alteran y desequilibran el cuero cabelludo.

Desde siempre, en las culturas antiguas y pueblos indígenas este conocimiento sobre el cabello lo han mantenido presente.

De hecho, existen muchos relatos o mitos a lo largo y ancho del planeta dónde el cabello juega un papel destacado dentro de la historia, como es el caso de la leyenda de Sansón y Dalila o en los cuentos dónde se relatan que el personaje malvado quiere dañar al protagonista haciendo uso de uno de sus cabellos y lo hace porque en él se contiene su información emocional.

♥ Toma nota: Cuál es el estilo que te define según el Horóscopo

cabello al natural

2. Llevar el cabello largo otorga sabiduría y espiritualidad

Los hombres y mujeres sabios (y libres, espiritualmente hablando) de todos los tiempos (druidas, pueblos indígenas, vikingos, griegos, yoguis de la India, etc) siempre han llevado el cabello largo y tiene su explicación, que iremos desarrollando en este post. En cambio, en todas aquellas organizaciones o estados dónde la tiranía y sometimiento se exprese en cualquiera de sus formas, es un hecho común llevar el pelo corto que, junto con otros factores de control, han terminado por destruir la conciencia espiritual de los pueblos.

En nuestra cultura globalizada y expuesta a puros intereses de consumo, se ha llevado a la falsa idea de que la única manera de sanear nuestro cabello cuando está dañado es cortándolo. Sin embargo, el estado de nuestro cabello es simplemente la manifestación emocional de cómo nos encontramos y sentimos. También es fuerte el uso que se hace de la moda y de la estética para establecer nuevos hábitos y que al final, el cabello sea una de las partes de nuestro cuerpo que se somete a más cambios, despojándole así de su natural potencial.

Publicidad

3. El cabello tiene su propio lenguaje

peinados de cabello trenzadoLa forma en la que nos peinemos o cuidemos de nuestro cabello es importante para nuestra salud emocional. Cierto es que de la manera cómo nos sintamos, de forma intuitiva nos podemos peinar, siempre y cuando no estemos condicionados por la moda del momento o por determinantes puramente estéticos. Pero la realidad común es que lo hacemos sin conocer el verdadero significado que encierran estos estilos y la forma en que lo llevemos repercutirá inevitablemente sobre nuestro estado de ánimo.

  • Por ejemplo, cuando nos peinamos con la raya al centro, hay una necesidad de ordenar nuestros pensamientos.
  • Cuando nos lo recogemos, necesitamos sentirnos seguros y si lo dejamos suelto, nos revela serenidad de espíritu.
  • Dejarnos flequillo, inhibe nuestra libido y sexualidad.
  • Trenzarlo, ayuda a que los pensamientos se alineen con las emociones. Existe una antigua leyenda indígena que cuenta que cuando la tristeza nos asalta, lo mejor que podemos hacer es una trenza en el pelo, porque de esta manera el dolor quedaría atrapado en el cabello a modo de red.
  • Peinarse cada día durante un rato (y mejor si es con un peine de madera porque no crea energía estática que debilita el cabello) ayuda a las mujeres a mantener la juventud, buena vista y que su ciclo menstrual sea más tranquilo. Asimismo, se libera el cansancio acumulado.
  • Y si sentimos rabia, lo mejor es lavarlo para que el agua se lleve esta emoción.
  • Para los hombres que son calvos, la falta de energía que proporciona el cabello puede ser aplacada con más ejercicios de relajación y meditación.
  • Cuando nos salen canas es porque el cuerpo de manera natural está compensando con vitaminas el flujo de energía y que así el envejecimiento del mismo no sea tan rápido.
  • Para mantener el cerebro despierto y activo a medida que envejecemos, se recomienda mantener nuestro cabello lo más sano y natural posible, esto es, evitar los tintes, champú o cualquier producto para el pelo altamente químicos.

4. El cabello actúa a modo de canal

Cada pelo del cabello actúa como antena, la cuál recoge y canaliza la energía del Sol (prana) y la transporta al lóbulo frontal del cerebro, abasteciéndolo así de energía y de nutrientes esenciales, como la vitamina D, consiguiendo así que nuestra memoria sea más eficaz y nuestra atención, más plena. Esta energía vital también bajaría por la columna vertebral, equilibrando la Kundalini. Sin embargo, cada vez que lo cortamos, esta capacidad del cabello se pierde como por arte de magia.

♥ Toma nota: Dominio de la Luna sobre los puntos lunares de la mujer

cabello pelirrojo

Cuando no cortamos nuestro cabello y permitimos que alcance su máxima longitud (algo que suele suceder tras tres años sin cortar sus puntas) minerales como el fósforo y el calcio son producidos de manera natural, creando un cambio iónico en el líquido cefalorraquídeo, ayudando a restablecer la energía física y obteniendo también una mayor resistencia corporal. Haciendo posible asimismo la transmisión de mucha información no sólo al cerebro, sino también al neocortex, al sistema límbico, nervioso y linfático.

5. Cortar el cabello debilita nuestro Ser

Para los pueblos indígenas cortar el cabello era concebido como una deshonra, un atentado contra el alma de la persona. Representaba un corte de la corriente de pensamiento y de sus virtudes más destacadas. Para ellos el cabello era algo sagrado.

Hay constancia de un hecho que se produjo durante la guerra de Vietnam dónde expertos de las fuerzas especiales se encargaban de seleccionar a nativos de las reservas indias de Norteamérica, que eran guerreros declarados con talentos innatos para la supervivencia, el rastreo y la batalla.

el cabello es sagrado

Sin embargo, algo sucedía cuando se les cortaba su larga cabellera. De repente, todos las capacidades increíbles que habían demostrado durante las pruebas de selección, desaparecían sin más. Tras cientos de experiencias similares, llegaron a la conclusión de que el corte de pelo militar (algo que sigue vigente hoy día entre los soldados) que se les aplicaba una vez entraban a formar parte de sus filas, tenía algo que ver con este cambio drástico de los nativos indios americanos.

Antiguamente, cuando se conquistaban nuevas tierras, un acto recurrente era cortar el cabello a los conquistados, de esta manera asumían su poder sobre ellos, despojándoles de su fuerza y autoridad personal. Cortarles el pelo era señal inequívoca de que habían sido esclavizados y humillados.

Cuando el famoso conquistador Gengis Khan se hizo con el dominio de media Asia, al llegar a China, la manera que tuvo para someterlos (como sabía que era un pueblo fuerte e inteligente), fue cortándoles el cabello. A las mujeres también les cortó el flequillo porque así inhibía sus instintos y hormonas sexuales, volviéndolas más sumisas y dóciles.

♥ Toma nota: ¿Cuántas veces al día pensamos en el sexo?

el cabello largo y liso

El cabello puede ser visto como las terminaciones nerviosas externas y por tanto, son muy sensitivos, ofreciendo un conducto por el cuál llega información al cerebro, siendo un emisor y receptor de energía electromagnética. Esto se ha podido comprobar en fotografías hechas con una cámara Kirlian haciendo una foto antes y después del corte de pelo.

Es por esto que cuando lo cortamos, el envío y emisión de transmisión al exterior y viceversa se pierde. Se corta ese flujo natural de energía vital, bloqueando la información medioambiental que contribuye a que nos insensibilicemos con lo que nos rodea, haciendo de nuestro cuerpo una burbuja, ajena al sufrimiento del planeta, los animales, las personas y de toda la naturaleza. También vamos perdiendo nuestro instinto y nuestras capacidades de supervivencia, aumentando la frustración sexual y la amargura del espíritu.


Si te ha gustado esta publicación no dudes en compartirla en tus redes sociales favoritas y de dejar tu comentario aquí sobre lo que te ha parecido. Asimismo si deseas seguir conociendo contenido interesante como este, en nuestra sección de Curiosidades encontrarás muchos más.

Guardar

Guardar

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 450 personas les gusta esto.

Etiquetas relacionadas con esta publicación: