Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección 4 consejos para fortalecer la voluntad1.446 Visitas

Visitas de la sección 4 consejos para fortalecer la voluntad 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

La voluntad como todos sabemos es la cualidad de poder decidir lo que queremos hacer, mucho más allá de nuestras pulsiones primarias, es decir, de nuestros impulsos, nuestras reacciones imprevistas, así como de nuestros miedos, esos mismos que condicionan las reacciones que tenemos ante los demás, o ante la comida o ante un vicio como el cigarrillo o a mantener una relación tóxica.

El camino hacia la voluntad es uno de los ejercicios morales y espirituales más provechosos para cualquier ser humano. ¿Nos movemos por inercia? ¿nos empuja la fuerza de gravedad? ¿o somos profundamente conscientes de nuestras motivaciones, de nuestras necesidades, de nuestros gustos?

Si esto fuera así nadie estaría en una relación tormentosa, ni soportaría un trabajo que no le gusta, ni se acomplejaría en la playa ante un cuerpo que le da vergüenza. La voluntad consiste en ser capaces de autorealizarnos en varios planos, materiales y espirituales. Sin esta llave del espíritu nada sería posible. Las mejores cosas que ha creado el ingenio del hombre las ha creado a fuerza de voluntad.

1. La voluntad no sólo es decidir, es lograr materializar

La voluntad permitió que Nelson Mandela soportara casi tres décadas (27  años) en una cárcel para después salir y continuar con la “voluntad”  de liberar a su gente del yugo del Apartheid; es por eso, que Mandela es tan admirado, porque representa una voluntad que no puede ser quebrada por los años , ni las privaciones. Es la misma fuerza de voluntad la que llevaba a Gandhi a no utilizar la violencia para liberar a su pueblo y por eso decía:

“La fuerza no proviene de la capacidad física sino de la voluntad indomable”

fuerza de voluntad y fe

Sin pretender que seamos como Mandela (ni Gandhi) y estar 27 años esperando pacientemente para poder liberar a nuestro pueblo, si que sería hermoso por nuestra parte poder ser capaces de cumplir con las metas que siempre nos ponemos a final de cada año: que si dejar de fumar, que si bajar unos kilos, que si empezar a hacer ejercicio, etc.

La buena noticia es que hay ejercicios “prácticos” para desarrollar la fuerza de voluntad (y poniendo un poquito de voluntad de nuestra parte (valga la redundancia) lograremos fortalecer ese músculo tan importante para hacernos dueños de nuestro destino.

2. Desarrollar nuevos hábitos integrando los beneficios a largo plazo

Alguien dijo por ahí, que los mejores placeres son los aprendidos. La voluntad se trata de hacer cosas que en principio no te apetecen con el fin de lograr un beneficio posterior. Cuando éramos niños seguramente nuestros padres nos regañaban para que nos ducháramos todos los días. A lo mejor discutíamos o nos mojábamos la cabeza en el lavamanos para evitar el fastidio de ducharnos. No sabíamos de gérmenes ni de irritaciones,  ni de ninguna de las consecuencias de la falta de higiene, por eso preferíamos revolcarnos en la tierra (o en el suelo para los muy urbanos) que ducharnos.

Sin embargo, de tanto que nuestros padres nos obligaron se creó un hábito y ese hábito es un placer hoy en día, para la mayoría de nosotros. También es así, porque conocemos la importancia de la higiene. Así mismo puedes desarrollar los hábitos que te propongas: si sabes que una ducha fría estimula la circulación y ayuda a la piel a mantenerse firme, con esa información, te puedes imponer hacerlo una vez a la semana siendo consciente de los beneficios que te traerá a largo plazo  y quién sabe, a lo mejor terminas descubriendo un placer desconocido en el agua fría.

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

No siempre lograremos alcanzar ciertos hábitos, pero con este sistema descubriremos unos cuantos que nos traerán placer y además nos resultaran beneficiosos. Tan importante es hacer un esfuerzo por cambiar nuestras rutinas, que si te resulta muy odioso empezar por el agua fría o hacer abdominales, empieza por cepillarte los dientes con la mano contraria a la que lo haces siempre, esto activará nuevas conexiones en tu cerebro y te ayudará a tener más fuerza de voluntad.

tener voluntad para creer

3. Prestar más  atención

Si queremos perder peso o queremos ser capaces de controlar nuestros gastos y llegar a fin de mes, una recomendación que ayuda mucho a desarrollar nuestra voluntad, es llevar la cuenta de lo que estamos haciendo. Si se trata de comer, anotar lo que comemos y lo que vamos a eliminar de nuestra dieta, hacer un plan y tratar de cumplirlo. Si son nuestros gastos los que queremos controlar entonces debemos empezar a anotarlos y ponernos un límite en las compras (en el supermercado, cuando salimos, etc).

Dentro de esta misma línea se ha comprobado que cuando tratamos de concientizar acciones automáticas que hacemos cada día, mejoramos nuestra fuerza de voluntad. Trata de prestar atención a estos actos que realizas sin mucha conciencia como cepillarte los dientes por la mañana o caminar hasta la parada del bus. Trata de no andar en “piloto automático” sino de ser consciente de lo que haces y esto, mejorará tu autocontrol.

4. Ejercicios prácticos para ejercitar la voluntad

El cuerpo y la mente están unidos. Aunque no lo creas, la baja de glucosa resiente la voluntad. Si alguien por ejemplo está dejando de fumar y se le pasa una comida, es más probable que no aguante el mono de dependencia. Por lo tanto los científicos recomiendan hacer cinco comidas al día para tener los niveles de glucosa a nivel para poder perseverar en lo que sea que nos propongamos.

Otro curioso ejercicio consiste en apretar los puños o los bíceps, ante la presencia de alguna tentación para reducir la tendencia a ceder de nuestra voluntad y así nos resultará más fácil mantenernos firmes ante cualquier tentación.

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 4 personas les gusta esto.

Etiquetas relacionadas con esta publicación: