Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección ¿Cuáles serían los delirios de grandeza de cada signo?25.304 Visitas

Visitas de la sección ¿Cuáles serían los delirios de grandeza de cada signo? 2 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Se describe la megalomanía o los “delirios de grandeza” como un exceso de autoestima. Tener buena estima hacia uno mismo, en general, se recomienda y suele ser un signo de salud mental, física y espiritual. Pero como todo en exceso es malo, un crecimiento desproporcionado e irreal del amor propio puede devenir en narcisismo o directamente, en disociación psicótica.

Y, aunque pueda parecer que las personas con narcisismo, megalomanía o un exceso de autoestima “se comen el mundo”, lo cierto es que suelen ser más bien exponentes de todo lo contrario. Se trata de personas con una gran carencia interna, que se sienten continuamente frustradas y llegan a ser incapaces de sentir empatía.

Sin llegar a manifestaciones de megalomanía excesivas, a continuación hacemos un repaso sobre los delirios de grandeza a los que son más proclives cada uno de los signos.

Los delirios de grandeza de Aries

Como hemos señalado, los signos de fuego, en general, se inclinan a tener una arraigada y poderosa autoestima, por lo que corren mayor peligro de que ésta se dispare y se convierta en delirio o megalomanía. Un Aries con delirios de grandeza podría ser terriblemente déspota, individualista y poco considerado pretendiendo que todo se haga cómo y cuando el quiere y negándose a razonar o, si quiera entender, que los demás no tienen por qué leerle la mente.

Toma nota: ¿Cómo maneja la envidia cada signo?

delirios de grandeza

Tauro

Regido por Venus y guiado por cierto afán de posesión, la megalomanía de Tauro se puede desplazar fácilmente a un afán de lucro y de ostentación, llegando, si debido a esto acumula bienes (y casi seguro que lo hará implacablemente) a creer, que todo se compra y se vende, incluidas las personas y sus sentimientos o valores.

Géminis

La megalomanía de Géminis se da sobre todo por el lado intelectual. Y tendremos una Géminis que se cree la más lista del mundo, que se las sabe todas y tres más y que es incapaz de intentar entender argumentos ajenos, pudiendo resultar en alguien terriblemente superficial, charlatana y estafadora.

Los delirios de grandeza de Cáncer

Este signo bajo el delirio, suele sufrir de estados dobles de personalidad, por lo que puede pasar de creerse la última “cocacola del desierto” a pensar que es la persona más abnegada del mundo y que nadie la comprende. Esto se puede dar en el ámbito familiar con una de esas madres que sufren más que las de los teleculebrones, sin que nadie se los esté pidiendo.

Leo

Seguramente quien inventó la palabra megalomanía se acordaba de Leo y es que uno de los defectillos más conocidos de este signo puede ser precisamente el de sufrir de un terrible egocentrismo y quién lo puede explicar mejor son algunos ejemplos de personajes históricos: Julio César era Leo, Napoleón era Leo, Fidel Castro era Leo, Hugo Chávez era Leo …  ¿realmente es necesario explicar por dónde le da la megalomanía a este signo? Pues eso. 

Publicidad

Virgo

El servicial Virgo suele ser un signo excesivamente quisquilloso y que tiende a ser muy crítico, por lo que cuando lo afectan los delirios de grandeza suele creer que es la única persona en el mundo capaz de resolver las situaciones y que todo el resto de seres humanos que le rodean son poco más que zombies torpes e incapaces de sobrevivir sin su indispensable eficacia.

Los delirios de grandeza de Libra

Este signo, como Tauro y Leo, tiene una especial propensión a la megalomanía y es que Venus, en dosis excesivas, puede hacernos caer en la vanidad, la búsqueda de placer y el lujo que no son más que formas de “amarnos a nosotros mismos” un poco excesivamente sensuales. Un Libra megalómano puede ser terriblemente frívolo, desdeñoso con los más desprotegidos (dígase también pobres, enfermos o viejos) y ser una persona realmente terrible.

Escorpio

La fuerza de este signo es proverbial. Lo sabemos los demás y los saben los nativos de Escorpio. Su gusto por ahondar en los recovecos más oscuros de su alma y de la de los demás le pueden hacer confundir esa curiosidad con valentía. También la necesidad de control y la soberbia se le pueden subir a la cabeza pudiendo conformar una personalidad bastante destructiva, rencorosa y con una lado maligno muy perverso.

Sagitario

La megalomanía que le da a Sagitario se parece bastante a la de Géminis. Y es que como por naturaleza es un signo curioso y muy interesado en la filosofía de la vida o la protección de la naturaleza, si su ego se dispara y le entra un delirio de grandeza, puede ser como una fanático religioso que le quiere imponer a todo el mundo su “maravillosa e irrebatible” filosofía de vida. Antes la gente así se disfrazaba de evangélicos o Hare-Krishnas, ahora se esconden entre los veganos extremos, políticos de ultraderecha o algunas feministas radicales.

Toma nota: La insoportable vanidad que habita en cada signo

tener delirios de grandeza

Los delirios de grandeza de Capricornio

Capricornio tiene. mucho que ver con el poder, con alcanzar cosas y eso abona el territorio para las más diversas manifestaciones de megalomanía. Y es que además este signo suele tener una autoestima delicada que, siendo en realidad bastante pobre, se llena de bienes, dinero, logros sociales y todo tipo de manifestaciones de “éxito” que, a veces, esconden un alma solitaria, triste e insegura. Aunque cuando Capricornio sufre de esta megalomanía se le nota a leguas, ya que es de manual: será alguien autoritaria, intransigente y muy poco empática.

Acuario

La megalomanía de este signo pudiese ser una de las más peligrosas que hay, ya que cuando un Acuario amante de la humanidad y preocupado por los grupos, que tiene un gran poder para comunicarse sufre un ataque de megalomanía (o mantiene esa condición a lo largo de su vida) tenemos a esa clase de “líderes” que monta una secta solamente para aprovecharse de los demás y con plena consciencia de que sus ideas son fraudulentas.

Piscis

Este signo, por su gran sapiencia kármica y por su enorme tendencia a la empatía no suele tener tendencia a la megalomanía demasiado espectacular, aunque sí se han visto casos de Piscis a los que su gran inteligencia y capacidad de abstracción, les hacen desarrollar investigaciones o exploraciones que pueden superar los límites de lo correcto éticamente e incluso humanamente. Un Piscis megalómano debe ser de las personalidades más tóxicas que uno se pueda encontrar.

También te puede interesar: ¿Qué pecado capital es afín a cada signo?

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 125 personas les gusta esto.