Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección Astrología: El enemigo interior1.934 Visitas

Visitas de la sección Astrología: El enemigo interior 1 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Una de las riquezas extraordinarias de la carta natal y la Astrología, es la que nos muestra con claridad las partes de nuestra psique que tendemos a proyectar hacia fuera, es decir, ver en los demás aquello que nos disgusta y censurarlo acto seguido. Esto es lo que, comúnmente se denomina, el enemigo interior.

Los aspectos negativos o tensos (oposiciones, cuadraturas, etc) formados entre planetas, nos revelan que parte de nosotros mismos nos cuesta asimilar como nuestra y tendemos a expresarlo a través de otras personas.

Los planetas llamados maléficos, como por ejemplo: Marte, Saturno o Plutón son los que más nos cuesta reconocer en nuestro interior y tendemos a verlos en los ojos y las acciones de los demás, proyectando al supuesto “enemigo interior”.

el enemigo interior en astrología

El enemigo interior según los planetas maléficos

  • Marte, el guerrero, se lee fuera de nosotros, como aquellos que siempre parecen competir con nosotros, aquellos con quién siempre parecemos sentir la necesidad de discutir.
  • Saturno, el gran crítico, es el más común de las proyecciones, ya que nuestra intensa inseguridad, baja autoestima y crítica interior, nos hace sentir criticados por los demás. Un simple gesto, una palabra en los labios de otro, puede desatar una serie de emociones y enviarnos a ese lugar en nuestra psique,  donde nos sentimos más vulnerables y más inadecuados.
  • Plutón, el señor de las tinieblas, es visto en los demás como aquel  que nos quiere dominar, que supuestamente no nos deja ser quién realmente somos, anulando nuestra libre expresión como individuos.

Como es de imaginar, el enemigo interior lo proyectamos usualmente en aquellas personas más cercanas a nosotros mismos y  a quien nos liga algún tipo de emoción fuerte, se convierte en el monstruo que nos condena,  que no nos valora, el malvado que nos critica, aquel que nos envidia, que nos persigue, que nos juzga y no nos deja ser feliz.

enemigo interior y la sombra

El enemigo interior en las Sinastrías

Está claro que no se trata de un enemigo externo el que nos hace la vida imposible, sino que todo ocurre en nuestro interior. Esto se vuelve aún más interesante cuando se comparan las cartas natales de dos personas, lo que en Astrología se denomina Sinastría, y aquí sí que se puede ver,  como si de magia se tratase, que los planetas maléficos en la carta natal de aquellas personas que de alguna manera, se convierten en el recipiente de nuestras proyecciones, parecen entrelazados con los nuestros. ¿Es esto realmente lo que nos atrajo en primer lugar a ellos? ¿Y si así fuese, por qué al principio parece unirnos “algo especial” para luego terminar tan diferentemente?

Cuántas veces hemos dicho aquello de: ¿Cómo es posible que esta persona me haga esto? o ¿Cómo he podido enamorarme de tal persona? Es justamente cuando nos pasa esto que debemos recoger nuestras proyecciones y mirar en nuestro interior. Las preguntas correctas serían: ¿Qué es lo que toca en mi interior la actitud de esta persona? ¿Si me hace sentir fatal, qué es lo que se mueve en mi interior?

Estos aparentes enemigos son al final nuestros grandes maestros, si sabemos aprovechar la oportunidad que nos brindan con su aprendizaje. Si nos quedamos tranquilos, culpando al otro, entonces nos estamos perdiendo la lección de oro y es una cuestión de tiempo, hasta que de nuevo aparezca otro supuesto enemigo que nos apriete el mismo botón. Parte de nuestro proceso hacia el ser adulto, es aprender las lecciones y poco a poco, dejar la posición de víctima, para convertirnos en los dueños de nuestro propio destino y nuestras  propias  experiencias.

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.
Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 7 personas les gusta esto.

Etiquetas relacionadas con esta publicación: