Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección Medicina cuántica1.195 Visitas

Visitas de la sección Medicina cuántica 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

El concepto medicina cuántica suena a ciencia ficción, sin embargo en esta época en que están cambiando los paradigmas científicos es inevitable que la medicina absorba los nuevos conocimientos derivados de las más recientes teorías físicas que delatan que la materia no es como creíamos algo inmutable y “sólido” del todo sino que está conformada de pequeños universos en forma de átomos que a su vez se descomponen en protones, fotones y neutrones abriendo hacia dentro un campo de posibilidades infinitas.

Básicamente la medicina cuántica retoma el conocimiento que ya tenían los antiguos chinos sobre los meridianos energéticos del cuerpo, o la medicina Ayurveda hindú que reconoce la necesidad de un tratamiento completo que abarque mente, cuerpo y espíritu para conseguir la curación. Es decir, regresar a una medicina integral y holística que en Oriente llevan realizando desde hace milenios pero que, sin embargo, en Occidente se ha ido retomando poco a poco en las últimas décadas. En otras palabras, para curar nuestro cuerpo de enfermedades hace falta curar también nuestra alma, nuestras emociones y nuestra mente

Diferencias entre la medicina tradicional y la medicina cuántica

La medicina alopática o tradicional se basa en una concepción mecanicista del cuerpo. Es decir, como si cuerpo mente y espíritu no estuvieran relacionados. Se reduce la enfermedad a una falla bioquímica o mecánica, se tratan los síntomas y no el origen profundo del mal y desgraciadamente, en muchos casos se limita a la prescripción de químicos con fuertes efectos secundarios en el organismo y desdeña antiquísimas tradiciones que reconocen que la vida no se limita a un accidente bioquímico sino que se trata de un complejo sistema ninguna de cuyas partes puede ser desdeñada.

medicina cuántica del nuevo milenio

Desde que se confirmó a principios del siglo XX la existencia del átomo, que ya había sido descubierto sin necesidad de tecnología por los antiguos griegos, también se descubrió algo curioso y es que un átomo es simplemente una formación de energía en constante movimiento, es decir, los elementos que conforman el átomo están unidos entre sí por una “energía “invisible” pero tan fuerte que fue la que permitió algo tan monstruoso como la Bomba Atómica.

Sin embargo esta energía “atómica” no sólo se puede usar con fines destructivos, sino que entendiendo su funcionamiento se puede lograr  que lo que conocemos como “cuerpo” que no es más que una cantidad indeterminada de átomos que conforman nuestra materia, funcione de una manera óptima, desechando de su universo los desequilibrios energéticos que son los que terminan causando una enfermedad.

La medicina cuántica tiene como fundamento la observación y el conocimiento de las leyes básicas que gobiernan el funcionamiento del cuerpo y su relación con el entorno sin obviar los ciclos de la naturaleza. Toda aquella medicina, considerada alternativa, que trabaja con campos de energía, meridianos, etc, podría considerarse medicina cuántica, tales como el Shiatsu, Tratamientos iónicos, EFM Balancing, Kinesiología, Acupuntura, Ayurveda, Reiki, Reflexología, etc.

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 2 personas les gusta esto.

Etiquetas relacionadas con esta publicación: