Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección El poder terapéutico de los Mandalas6.155 Visitas

Visitas de la sección El poder terapéutico de los Mandalas 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Mandala significa “círculo” en sánscrito. También se concibe como símbolo de totalidad, sanación y unión. Más allá de su definición como palabra, desde el punto de vista espiritual, conforma un centro energético de equilibrio y purificación que ayudan a transformar el entorno y la mente.  La confección de los Mandalas se ha hecho desde tiempos antiguos en las culturas orientales y en las indígenas de América y Australia. Era utilizada como la manifestación más pura del esfuerzo humano por entender el “Todo Cosmológico”, para ordenar y relacionarse mejor con la realidad establecida.

Así, podemos considerar que el Arte se empezó a materializar en sus orígenes, a través de la estructura mandálica, atribuyéndole valores mágicos. El Arte es en sí, la herramienta para conectarse con el Universo, con la esencia de la vida y también, nos puede llevar al encuentro de nuestra sombra o aquello de nuestra personalidad que no somos capaces de ver objetivamente.

Mandalas

Los Mandalas como terapia

Quizás ha sido Carl Gustav Jung quién introdujo en el siglo XX los mandalas en la cultura occidental. Él los utilizó en terapias, con el objetivo de alcanzar la búsqueda de la individualidad en los seres humanos. Los mandalas representan la totalidad de la mente, tanto consciente como inconscientemente, reflejando la psique humana.

Geométricamente hablando, el mandala surge del círculo, del cuadrado y del triángulo. Son figuras planas, simples y elementales, y las más utilizadas por el hombre en diferentes culturas, simbolizando el orden del Universo o de nuestro propio universo particular.

Cuando confeccionamos mandalas iniciamos un viaje hacia nuestra esencia, iluminando zonas del camino que hasta entonces habían permanecido oscuras, y por consiguiente, ocultas. Así permitimos que nuestro inconsciente emerja a la superficie y nos brinde con su sabiduría ancestral.

Todo el mundo se ve beneficiado al realizar un mandala. Se recomienda, tanto para enfermos mentales, como los que no sufren ningún tipo de patología mental. A los niños les encantará pintarlos y a aquellos que padecen de nerviosismo o falta de concentración, los tranquiliza, transformándoles el carácter. A las personas de la tercera edad, les permite el encuentro con el gozo y la alegría perdida.

También resulta una buena forma para sanar viejas heridas del alma, o en caso de duelo, cuando no hay palabras para poder expresar el dolor ante la pérdida de un ser querido. Sirve igualmente para obsequiarlo como agradecimiento a uno mismo o a alguien en especial.

como hacer mandalas

Cómo se hacen los Mandalas

Con creatividad, podemos confeccionar un sinfín de mandalas diferentes, con distintos materiales o en diferentes formatos. Pintarlos ya hechos con colores o dibujarlos a partir de nuestra imaginación. Realizarlos en la tierra o en la arena, con hojas, ramas o piedras.

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Caminar sobre ellos o realizarlos con minuciosa y exquisita conciencia como los mandalas tibetanos, para luego, una vez acabados, destruirlos y entender con este hecho significativo la impermanencia del tiempo.

Sea como sea, lo que expresemos a través de ellos nos comunicará algo de nosotros mismos o nos dejará en un estado de bienestar. Por ello, se utiliza a menudo como técnica de meditación, alcanzando un estado de relajación y concentración.

En el peor de los casos, siempre va a tener un efecto positivo en nosotros, ya que nos induce a la tranquilidad  y al sosiego, conectando con nuestra intuición y desarrollando, tanto la memoria como la creatividad. Conseguimos un equilibrio interno si confeccionamos o contemplamos un mandala a diario.

También te puede interesar: Los 6 reinos del Samsara

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 34 personas les gusta esto.

Etiquetas relacionadas con esta publicación: