Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección Coaching: del resentimiento a la aceptación2.349 Visitas

Visitas de la sección Coaching: del resentimiento a la aceptación 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Una sesión de Coaching puede abordarse desde el momento en el que el Cliente (Coachee) se enfrenta en su vida cotidiana y que, respecto a unos hechos, le ha situado en un estado de ánimo de resentimiento. El reto que se plantea a través de la disciplina del Coaching es transitar hacia un estado de aceptación. Para ello, las preguntas como Coach profundizan en la descripción de los hechos, la identificación de los juicios del Coachee sobre los mismos, su actitud y la valoración de alternativas de acción efectivas para que pueda hacerse cargo de su resentimiento.

Coaching: sobre el resentimiento

Cuando consideramos que alguien incumple su compromiso con nosotros, o que nuestras expectativas se ven frustradas porque alguna persona se interpone impidiendo que consigamos lo que merecemos y nos niega las posibilidades a las que teníamos derecho, surge en nosotros el espíritu de venganza.

Cuando se dan estas condiciones aparece el Resentimiento:

  • Por un lado nos oponemos de forma tenaz al estado actual de cosas que nos hizo víctimas de una injusticia.
  • Por otro, juzgamos que no hay nada que podamos hacer para cambiarlas. Ni siquiera decirlo, por lo que decidimos mantener la acusación en silencio.

En última instancia, sea quien sea a la persona que hacemos responsable, tarde o temprano pagará. Mientras tanto, no hay alegría ni felicidad verdadera cuando vivimos en el resentimiento, cuyos efectos se extienden hasta obstruir o restringir nuestras posibilidades de acción. Es en este estado es donde nace la inquietud de cambiar a través del Coaching.

La aceptación mediante el Coaching

Coaching: sobre la aceptación

La alternativa contraria y que se caracteriza por una emocionalidad diferente ante una misma situación, es la aceptación. Decimos estar en paz cuando aceptamos vivir en armonía con las posibilidades que nos fueron cerradas y las pérdidas que no está en nuestras manos cambiar.

En esencia, la aceptación se basa en dos fundamentos:

  • Aceptar el hecho de que no podemos cambiar lo que ya ha ocurrido.
  • En cuanto es así, declararlo cerrado.

Durante la sesión de Coaching analizamos estas distinciones para situarnos en la senda de la transformación del futuro.

La transición desde el Coaching

Es importante examinar cómo es posible trasladarse desde el Resentimiento a la Aceptación, valorando las diferentes modalidades de desplazamiento que nos ofrece la disciplina del Coaching. Se suele trabajar con el Coachee a partir de tres alternativas:

  • Identificar sus juicios sobre los hechos y valorar la solidez de sus fundamentos. Al reexaminar la situación, puede ocurrir que la persona a quien acusa no sea del todo responsable de lo que sucedió.

Las otras dos alternativas guardan relación con nuestra capacidad de dar por cerrado el pasado, reconsiderando si la decisión de no hablar y mantener la acusación en silencio está fundada:

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.
  • Recriminar, culpando al otro por lo sucedido y avasallarlo con juicios. Es una alternativa que genera el rechazo a nuestra interpretación de los hechos por parte del otro.
  • Reclamar, planificando las acciones (en términos de conversación con el otro) que conducen a eliminar la causa del resentimiento, y terminan en compromisos para hacerse cargo del daño producido. En el caso de que éste fuera irreparable, declarar el perdón. Y si la magnitud del daño producido hiciera del perdón una acción insuficiente, dar por terminada la relación como forma de hacernos cargo de nuestra dignidad.

De esta manera el Coaching nos capacita para vivir en paz, pues lo que sucedió en el pasado no tiene necesariamente que repetirse en el futuro.

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 0 personas les gusta esto.

Etiquetas relacionadas con esta publicación: