Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección Conoce a tu jefe a través del Zodiaco8.786 Visitas

Visitas de la sección Conoce a tu jefe a través del Zodiaco 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Siempre es beneficioso tener un buen ambiente de trabajo y más aún si nos llevamos regular con nuestro jefe. La astrología puede ayudarnos a conocer cuestiones elementales como el trabajo y hacer de guía para saber cómo es tu jefe en el terreno laboral, qué espera de nuestro trabajo, y cuáles son los momentos más acertados para cada cosa.

A través de los signos del Zodiaco podremos conocer los comportamientos y actitudes del jefe hacia los empleados y que estos pueden variar según a qué signo del zodíaco pertenezca. Conoce mediante este artículo los rasgos más relevantes de tu jefe desde la perspectiva de cada signo.

Tu jefe Aries

Si tu jefe es de signo Aries, es de esperarse que tenga un ego bastante elevado. Por lo tanto, no es sensato contradecirlo abiertamente: lo mejor es dejarse llevar por la corriente. Simplemente hay que notar esos momentos en los que está enfurecido y parece sacar fuego por la boca, y tratar de no molestarlo con pequeñeces de oficina. Una vez que haya recobrado la calma, te podrás acercar de manera simple y trivial para informarle con palabras precisas y claras.

  • Trabajo: Son muy trabajadores. Les gusta ser independientes y valorados. No toleran el trabajo hecho de mala gana. Si encuentra que algo está mal hecho no tardará en llamarle la atención a su empleado. Es impulsivo y sus ataques y estallidos de mal humor no se harán esperar si algo no le gusta. Sabrá disimular muy bien todo lo que le afecta, el desinterés que se le demuestre. Así como estalla de rápido, así de pronto se le pasará el enojo. Esto significa que para trabajar de manera adecuada con ellos debemos estar alerta y activos en todo momento. Siempre buscan la acción, si lo que hacemos está bien o mal pasa a un segundo plano. No sólo debemos estar ocupados en algo todo el tiempo, sino que también debemos parecerlo. Esto ayudará a crear el clima de excitación y movimiento que hace feliz al jefe. Tendrás que esforzarte mucho, y demostrar realmente tu interés por el trabajo, seguirle el ritmo a cada minuto, tarea nada fácil, suelen tratar bien económicamente  a sus empleados, teniendo incluso tiempo para un regalo ocasional para la gente de su equipo. Además generalmente le gusta divertirse en el trabajo.

Mujer en la oficina es un tipo de jefe

Tu jefe Tauro

Este jefe resulta algo difíciles de llevar. Es importante no defraudar a un jefe Tauro, pues éste nunca lo olvidará. Son prácticos y terrenales y saben manejar muy bien el dinero. Se dice que son los más avaros, así que habrá que establecer con él los derechos y obligaciones para evitar sorpresas. Apuntan más a escalar paso a paso hacia la cima.

  • Trabajo: Bajo su mando, nos convertiremos en eficientes, seguros y aprenderemos a manejar cantidades generosas de poder. Los empleados que busquen seguridad y firmeza deberían tratar de vincularse con un jefe de Tauro. todo lo anterior no significa que sea una persona que no reaccione ante las ideas originales. Pueden literalmente oler el dinero. Los taurinos no olvidan a un empleado útil, inteligente y leal. Pero debemos tener cuidado con proponer ideas muy arriesgadas están absolutamente descartadas con este tipo de jefe. No se le puede apurar para que tomen una decisión, aunque una vez que la toman la defenderán a  capa y espada. Un jefe de Tauro disfruta de la buena comida, la buena ropa, la música, la arquitectura,  hablan excesivamente de su familia y dan la impresión de ser obstinado. Una cosa es segura: sabe reconocer el valor de una buena persona.

Tu jefe Géminis

Este jefe parece estar listo para todas las situaciones. Pero, la mayoría de las veces es poco confiable, de actuar rápido pero cansarse también rápido y no es muy ahorrativo.  Es caótico y brillante, comunicativo pero con poca atención para los detalles, rápido para enojarse con alguien pero aún más rápido para perdonar, intensamente humano y muy divertido.

  • Trabajo: Tiende a generar debate entre sus empleados. Tiene el don de la comunicación y podrá emitir algunas bombas verbales, sólo para ver cómo reaccionan los demás. Es cambiante, antojadizo, pero a su vez flexible y adaptable. Todos saben que este signo es dual y él puede parecer una cosa y ser exactamente lo contrario. Cree ser muy inteligente y, en consecuencia, tiende a ocuparse de más de un asunto a la vez .Su sentido del humor sea quizás su característica más preciada. Cuando esa gracia lo abandona seguramente se acercan momentos de stres emocional. Nunca debemos repetirnos en nuestras ideas, planes y maneras de trabajar. Lo aburriremos de tal manera que empezará a pensar en la posibilidad de despedirnos. Su habilidad para comunicarse en los momentos de mayor confusión no es casual: es parte de su personalidad. Como rasgo a destacar cuando se trata de escuchar, demuestran un interés genuino en la otra persona y en lo que les pasa. Por eso, son ideales para hablar con clientes insatisfechos o negociar nuevos contratos, ya que está en su naturaleza entender a los demás.

jefe se apreta la corbata

Tu jefe Cáncer

Este jefe es muy exigente y necesitan tener todo bajo control y perfecto. A simple vista parecerá que no existe agresividad en su manera de dirigir, pero la tiene en forma pasiva, interna y se disemina y consume en su interior. Sus problemas emocionales los refleja en su trabajo. Es un jefe caprichoso y también un poco irritable. Resulta a veces fastidioso por lo detallista y pretencioso que puede llegar a ser. Cuidado con ofenderlo, pues no lo olvidará. Tiene buen olfato para los negocios y necesita seguridad, los jefes de signo  Cáncer avanzan y retroceden, o bien se quedan a mitad de camino en la consecución de sus ideas y planes.

  • Trabajo: Muchos empleados los encuentran misteriosos y divertidos. Pese a que puede parecer distraído e inconstante, un jefe de Cáncer pocas veces perdona los errores y los descuidos. Dar un mal paso puede significar nuestro fin. Aunque junto con todo esto, también es cierto que los jefes cáncer jamás olvidan un favor. Si estamos junto a ellos durante los momentos malos, serán incondicionales para siempre. Valorará nuestro aporte en términos de comprensión intuitiva, relación individual. Sus características los llevan a ser extremadamente conservadores, pero a la vez extrañamente abiertos a los cambios bruscos. Si estamos a su lado, tendremos asegurado nuestro bienestar económico, ya que piensa dos veces antes de invertir su dinero y el de la empresa. Para compensar su lado sentimental, en el ámbito laboral juzgarán nuestro desempeño con puño de acero. Pero si alguna vez llegamos a tener problemas familiares, veremos cómo empiezan a funcionar sus instintos paternales, es un tipo de jefe especialmente sensible a las historias tristes.

Tu jefe Leo

Este jefe impone dinámica con su sola presencia. Líder natural, al moverse tira ondas que pueden ser estimulantes, eléctricas o directamente fuego puro, al punto de convertirse, en sus peores momentos, en un lanzallamas humano. Para completar el cuadro, el jefe de Leo tiene mucha confianza en sí mismo y es una persona cálida, con la que se puede hablar. El tiene el poder y hay que respetarlo.

Trabajo: No le gustan las intrigas y chismes, que le provocan desagrado y enojo. Necesita que se lo adule, respete y tenga confianza, no le gusta no estar enterado de todo. Sabe trabajar en equipo y demostrará sus valores como su tenacidad y responsabilidad. Es buen ejecutivo y en su cargo demostrará todo lo que sabe y hará respetar sus cualidades de jefe, aunque  suele rodearse mal, siendo muy permeable a los que lo elogian en demasía. Pero no conviene intentar que cambie su manera de ser. Por su estructura psíquica, el jefe de Leo necesita de su séquito de adulones. No hay medias tintas para este jefe. O tenemos éxito, o empezamos a juntar nuestras cosas para irnos a casa. Entre sus virtudes no incluyen una inteligencia refinada y por eso es posible que sea engañado por personas más hábiles, pero es el mejor para dirigir las lealtades de su equipo y de quienes lo admiran.

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Tu jefe Virgo

Este jefe es de los mejores para comandar situaciones de crisis y para resolver las cuestiones importantes, ya sean laborales o de la esfera personal de alguno de los empleados bajo su supervisión. Si nuestro jefe es de Virgo, lo mejor será evitar los gestos dramáticos. Los responsables y trabajadores virginianos demostrarán siempre seriedad en sus tareas. No reaccionarán por instinto ni impulsivamente. Este signo de tierra es muy reflexivo y constante en sus metas. Detallista y analítico aún cuando esté enojado tratará de mostrarse sensato, ocultando de ese modo su autoritarismo. No le gustan los cargos públicos, ni tomar responsabilidades ajenas. Le gusta el orden y la justicia, por lo que será mejor actuar organizadamente y con disciplina.

  • Trabajo: No hay jefe más consistente, justo ni firme que el de Virgo. Es cierto que hila muy fino, y a veces suele acabar con la paciencia de quienes lo rodean, pero también es honesto y confiable. Para él, el mérito importa más que los lazos de familia, los recomendados y el elogio fácil. Si somos realmente eficientes en lo que hacemos, y trabajamos en silencio pero con dedicación, iremos por el buen camino.A larga, nos terminaremos encariñando con nuestro jefe de Virgo. Se ganará nuestro respeto a lo largo de los años por su sentido común, su escala de valores tradicional, su sentido de deber hacia la sociedad y la manera ordenada que posee para tratar con su equipo.

equipo de trabajadores reunidos en una mesa de trabajo

Tu jefe Libra

Sabido es que el signo de la balanza representa el equilibrio. Este jefe es considerado, conciliadores y diplomáticos. Si se los provoca pueden reaccionar impulsivamente pero eso será por unos segundos, enseguida demostrará su pesar y querrá arreglar las cosas y volver a la paz. Son grandes artistas, innovadores y diplomáticos, expertos en el trato con los demás, los jefes del signo Libra no son ciento por ciento confiables, pero usarán su fuerte personalidad, gracia y una sonrisa cautivadora para asegurarse de que demos el máximo siempre cuando trabajamos, poseen poderes de persuasión considerables. También son imparciales y suelen no inclinarse nunca por el camino del exceso.

  • Trabajo: Muy a menudo, el jefe de Libra cree sinceramente que se comporta de manera justa para con sus empleados. Y es cierto que coopera con sus colegas y con los miembros de su equipo. Pero como el Libra típico cree tener modales exquisitos, maneras sutiles y cierto sentido del buen gusto siempre cree que debe conseguir un ascenso. Astrológicamente, mucho se ha dicho sobre la tradicional vacilación de los pertenecientes a este signo. Su jefe cree que las decisiones rápidas suelen no ser las acertadas. Y para ellos tomar una decisión velozmente equivale a hacerlo sin pensar, y es signo de inmadurez y falta de visión. Al Libra le gusta llegar a una decisión luego de un juicio equilibrado y tras sopesar todos los pros y contras, lo que se gana y lo que se pierde.

Tu jefe Escorpio

A este jefe no le importa lo que pensemos de el ni de su gestión. Le gusta tener a sus empleados bajo una rienda firme, pese a que él le gusta tanto el trabajo como los momentos de distensión. Es un tipo de persona a la que le gusta tener mano firme para manejar grupos de trabajo. Bajo su mando, se debe esperar una sumisión absoluta y se deberá adquirir la habilidad para seguir sus movimientos. Le gusta seguir rutinas, aunque las varía ligeramente según lo que le marque su intuición.

  • Trabajo: Siempre viviremos al límite si trabajamos para un jefe de Escorpio. Si no entramos dentro de su esquema de trabajo, no pasará mucho tiempo hasta que recibamos la noticia de que se ha decidido prescindir de nuestros servicios. Pero si nos sabemos adaptar, nos esperan gratificaciones, protección y un camino ascendente. Este signo de agua es muy intuitivo y pasional en lo que hace. Sabe muy bien lo que hace y debe hacer. Está convencido de su autoridad y capacidad de mando y le gustará tener todo bajo control. Tiene dones impresionantes de percepción extrasensorial, de ahí que podrá percibir sin problemas lo que pasa a su alrededor. Por sus aptitudes de mando y poder puede crear un imperio si se lo propone. No podremos engañar o hacer cosas a espaldas de un jefe Escorpio. Por más que lo intentemos, se dará cuenta. Y mejor vayámonos olvidando acerca de sugerirle que cambie su curso de acción. Tiene su propia manera de ver las cosas y lo impulsan sus propios objetivos, su formas algunas veces intensas y agresivas.

Tu jefe Sagitario

Este jefe se inclina por la aventura, el peligro y explorar nuevos horizontes, no duda en arriesgarse, Experimentar, innovar, hacer cosas a lo grande e impulsivamente, de esos momentos está hecha su vida. El riesgo es algo tan natural para los de Sagitario como la cautela para los de Cáncer. Son buenos en cargos de relevancia y saben imponer su autoridad. Son eficaces en sus tareas pero siempre que no se les limite demasiado su libertad. Dotados de gran carisma tienen aptitudes de mando. Regidos por Júpiter, el planeta de la Suerte Mayor, suelen conseguir todo lo que se proponen sin grandes esfuerzos, la suerte les liberará el sendero de problemas.

  • Trabajo: Son conocidos por atraer energías positivas y la suerte suele estar de su lado. Debido a que a este signo se lo vincula desde siempre con la autoridad, la lógica, la filosofía, el planeamiento, la curiosidad, los deportes, la investigación, la educación y la urgencia por conocer la verdad, algunos o todas estas características se pondrán de manifiesto en nuestro jefe. Si intentamos engañarlo, corremos serios riesgos. Suelen dar pasos con pies de plomo, prestan poca atención a los detalles, a menudo son cortantes y no dudan en decir lo que piensan, poseen una desmedida confianza en sí mismos y son egoístas. Como líder es generoso, cándidos, alegres, y un poco prudentes, destinados a enfrentar desafíos y dados a compartir el bienestar de la empresa con los empleados. Trabajar bajo su mando puede llegar a ser una experiencia muy estimulante.

Tu jefe Capricornio 

Seguridad, solidaridad y prudencia son los tres canales sobre los que opera el jefe de Capricornio. Con él está claro que lo que nos espera es trabajo, trabajo y más trabajo. Las expectativas que fija una personalidad de este tipo son altas, y debemos responder a ellas. De todos los signos del zodíaco, Capricornio quizás sea el más práctico, el mejor organizado, el más paciente y asertivo. Y muchas de estas cualidades son las de las personas exitosas. Aquellos que han trabajado para jefes de signo capricornio los han encontrado rígidos. Hará gala de sus grandes cualidades como conductor o jefe. Práctico, lógico y serio, sus actividades mostrarán siempre a un jefe responsable y trabajador. Aplicará razonamiento y ecuanimidad en sus decisiones. Es frío y calculador y domina muy bien sus emociones, por lo que no será fácil conmoverlo.

  • Trabajo: No se caracterizan por su sentido del humor, pero sí tienen muy en claro cuáles son sus metas y son de mantener su palabra sin importar las consecuencias. Tienen estándares altos y viven cada día de su vida regidos por ellos. Su oficina no se destaca precisamente por la belleza de su decoración, pero en ella se encaran los proyectos más faraónicos, y la mayoría de ellos suele terminar en éxitos rotundos. No es demasiado afectuoso ni demostrativo, pero sí sabe guiar con mano firme y cuidar a los miembros de su equipo. Si queremos hacer las cosas a lo grande, pero no alocadamente, debemos buscar cobijo bajo el ala de un jefe capricornio.

Tu jefe Acuario 

Este jefe tiene el don de la libertad y por esa razón actuará deliberadamente a partir de esa premisa. Gran precursor, de conocimientos amplios  a la vanguardia en la utilización de los avances tecnológicos, trabajará en equipo con gran éxito. Apostará a lo grande y luchará por el crecimiento y el éxito con gran animosidad. Con ideas superlativas, enfoques originales para la vida y el trabajo, los acuarianos son jefes poco convencionales. Son capaces tanto de arruinar el mejor negocio como de sacar oro de las piedras. Suelen olvidar sus citas y divagar diariamente por los laberintos de su mente, pero trabajar con ellos puede llegar a ser una experiencia que no olvidaremos.

  • Trabajo: Como jefe es cálido, amable y humano. Defienden con uñas y dientes su independencia, sus modales son extravagantes y suelen ser tan descuidados como creativos. Debemos tener cuidado pueden arrastrarnos hacia su mundo, creándonos distracciones en nuestro trabajo diario. Son pocos los empleados que realmente pueden disfrutar el hecho de trabajar junto a alguien así. Pero es el jefe ideal para un compromiso de poco tiempo, pasando un breve lapso junto a él empezaremos a pensar de maneras diferentes a las tradicionales, incorporaremos puntos de vista más refinados y futuristas, aprenderemos a reírnos de nosotros mismos y a ser verdaderamente altruistas, en el mejor sentido de la palabra. Los de Acuario son expertos en resolver los problemas ajenos, aunque los propios no suelen manejarlos de la mejor manera. Como jefe,  son muy especiales, como una bomba que puede explotar en cualquier momento.

Tu jefe Piscis 

Este jefe tiene gran capacidad de servicio y es muy especial. Hipersensible y práctico, suele lograr armonía a su alrededor. Si se destaca en lo que hace y se lo reconoce, mostrará un equilibrio interior y su trato será agradable. Es un jefe que ama la tranquilidad, odia las situaciones de presión y el hecho de tomar decisiones, a la vez que aprecia a un empleado que le responda de manera sensible. También se caracteriza por repentinos cambios de humor, ya que se especializa en remarcar sus altos y sus bajos de forma pública.A pesar de que puede ser el mejor para las cuestiones comunicativas rara vez se aplica a la organización y a los asuntos cotidianos de oficina. En este aspecto, la ayuda de los empleados es invalorable, aunque no debemos interferir con su accionar mientras nos ocupamos de las tareas más rutinarias. De este modo, sabrá apreciar y entender nuestro aporte.

  • Trabajo: Si le traicionamos o intentamos perjudicarlo, la venganza vendrá en la forma más tremenda y sutil, en el momento menos esperado. Nos sacará gentil pero firmemente de nuestra oficina sin pensarlo demasiado. Sin llegar a estos extremos, no es desaconsejable contradecirlo de vez en cuando si es bueno para la empresa. Es un jefe que sabe escuchar y puede llegar a decirnos que todo el mundo tiene derecho a su opinión, aunque probablemente termine haciendo lo que él quiere de todos modos. Es una persona con la imaginación suficiente como para ser tolerante, una virtud escasa en aquellos que tienen una posición de poder. Es cálido en el trato y servicial, haciendo de él una persona muy querida y respetada a pesar de su humor cambiante y sus vaivenes emocionales.

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 10 personas les gusta esto.

Etiquetas relacionadas con esta publicación: