Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección Comienza el Nuevo año Astrológico1.147 Visitas

Visitas de la sección Comienza el Nuevo año Astrológico 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

ARIES CON LA PRIMAVERA

Aries representa la vida, el nacimiento, el inicio, la chispa que enciende la llama, la creación…

año astrológicoCon la entrada del Sol en el signo de Aries, da comienzo el año astrológico y durante esta etapa, el Sol recobra gran fuerza e ímpetu. Este período afecta directamente a los nativos del signo, pero también al resto de signos del zodíaco. La rueda zodiacal compuesta de doce signos, empieza en Aries y termina en Piscis.

Igual que en las cartas de tarot se representa todo el ciclo de vida del ser humano, en los signos astrologicos se presenta la misma situación su simbolismo más directo es la evolución del ser humano y nos muestra que a lo largo de la vida, iniciamos muchas aventuras, proyectos, objetivos, etc., para luego, cuestionarnos en el signo de Piscis, nuestras creencias, nuestra verdadera esencia, para preguntarnos a través de la meditación y reflexión, si estamos dirigiéndonos hacia dónde queremos y a preguntarnos, sobre el verdadero sentido de nuestra vida.

Piscis cierra los ciclos y las etapas, así también es la vida del ser humano en general, se compone de ciclos de aprendizaje, en los que en algunos momentos, necesitamos tomar el control de nuestra vida y en otros sin embargo, nos dejamos llevar por las circunstancias o simplemente, nos manifestamos como observadores de lo que está acaeciendo a nuestro alrededor.

Para comprender el zodíaco y sus doce signos, no podemos pretender buscar una separación entre sus componentes, pues todos conforman los eslabones de una cadena que en ningún momento se rompe o divide.

El primer eslabón de la cadena es Aries, que inicia cada año para recordarnos lo que somos. El Sol representa nuestro interior, nuestra alma, nuestro ser íntimo. Con el paso del Sol por cada signo, recobra un sentido o significado diferente cada vez. La finalidad de este cometido es recordarnos “quiénes somos” de una forma profunda e intrínseca. Aunque en muchas ocasiones, nos parezca que Aries viaja solo o es algo así como el “lobo solitario del zodíaco”, necesita de los demás. Su signo opuesto es Libra y la personalidad de Aries se ve complementada por este signo. Aries tiene una imperiosa necesidad de liderar a otras personas, se hace notar allí a dónde va. Irremediablemente, Aries ofrece su iniciativa, su impulso innovador, su gran energía y brío. Asimismo, los demás le aportan ideas y formas de superación, que estimulan su gran carácter y dinamismo.

Con la llegada de la primavera, el Sol entra en el signo de Aries el 21 de marzo. En ese instante se inicia el año astrológico. El resto de planetas también confluyen en otros signos y ejercen su influencia de tal forma, que cada año las energías del zodíaco se enfocarán hacia una dirección o hacia un propósito, dependiendo de lo que necesite el ser humano para su evolución y progreso de la vida en la Tierra. Quizás de una forma más directa, lo que cada persona necesite en este momento de su vida.

Este año confluyen varios planetas en el signo de Aries, Mercurio, con su pensamiento chispeante, Júpiter, con su forma de hacer todo “a lo grande”, Urano con su manera de romper con las barreras de la mente y del espíritu. Estos tres planetas combinados con la presencia del Sol, hacen que este año astrológico esté marcado por los cambios drásticos, sobre todo en lo concerniente a nuestra personalidad, a esas barreras que hemos ido construyendo alrededor de nuestra mente y de nuestras emociones también. Sin duda, será un año de grandes ideas, pensamientos nuevos y revolucionarios. Lo más probable será que nuestra vida de un importante giro y suponga, “un antes y un después”, del paso de estos planetas por el signo.

Por otra parte, no debemos olvidar al signo opuesto de Aries, en el que ejercerán su influencia La Luna y Saturno. La Luna ofrece a Aries a través de sus relaciones sentimentales y de los demás en general, la oportunidad de vislumbrar el amor y la comprensión de sus propias emociones. Asimismo, Saturno en retroceso volverá a traer circunstancias similares a las de hace unos meses, para recordarnos en qué aspectos debemos desarrollar nuestras energías, cualidades y potencialidades. También, para manifestarnos en qué aspectos debemos limitar nuestras acciones, para no caer en pautas de conducta erróneas.

Marte, el planeta regente de Aries, estará en el signo de Piscis y nos conducirá a cuestionarnos, así como a meditar y reflexionar, acerca de nuestras acciones pasadas. El coraje y el valor que hemos demostrado en muchas ocasiones, nos han ofrecido la oportunidad de desarrollarnos y vislumbrar la vida como todo un reto. Aun así, este año estará marcado por las acciones bien meditadas, analizadas con minuciosidad y detalle. No queremos volver a caer en las mismas equivocaciones de antaño y a lo largo de los próximos meses, nos empezaremos a plantear nuestros verdaderos propósitos. En general, estos planetas junto con el resto, ejercen unos aspectos concretos en determinados signos, pero a grandes rasgos, podemos hacernos una idea de cómo se irán forjando los diferentes períodos de este año en nuestra vida y con la llegada del año astrológico.

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.
Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 0 personas les gusta esto.