Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección HIPATIA : el Espíritu de Platón en el cuerpo de Afrodita3.111 Visitas

Visitas de la sección HIPATIA : el Espíritu de Platón en el cuerpo de Afrodita 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Hipatia de Alejandría es la representante de un momento crucial de la historia antigua, donde el conocimiento y la ciencia desaparecen ante el avance de una religión que esclaviza la razón.

En el siglo IV d.C., la ciudad egipcia de Alejandría estaba bajo la tutela del Imperio Romano. Bajo sus cielos nació una niña, cuyo nombre nos revela la gran mujer que llegaría a ser. Hipatia significa “la más grande”, y desde luego que su vida fue sinónimo de su nombre.

Durante siglos, desde el reinado de los Ptolomeos, Alejandría se había convertido en la cuna del saber del Mundo Antiguo. Albergaba en su seno, la mítica Biblioteca, que pertenecía al Gran Museo, dedicado a las musas, diosas que protegían gran parte del saber ancestral hasta ese momento.

Hipatia fue la última directora del Museo, la nombraron allá por el año 400, no obstante era un cargo que, incluso en esa época, era bastante inaudito que lo desempeñara una mujer. Su trágica muerte hizo que mil años después, en el Renacimiento, se rescatara la importancia de su labor como célebre, polifacética y sabia dama. En el período de la Ilustración, a través de Voltaire, se convirtió en el icono de la genialidad humana, naciendo así el mito de Hipatia, como mártir de la ciencia.

hipatia como maestra

Vida y obra de Hipatia de Alejandría

No se sabe con exactitud la fecha de su nacimiento ni quien fue su madre. Hija del sabio filósofo Theon, quien le transmitió todo su legado como célebre astrónomo y matemático. Se educó en un ambiente culto y académico, bajo la supervisión atenta de su padre, cuyo deseo era que se convirtiera en un ser humano perfecto. Cultivó con mucho esmero la educación de su cuerpo y de su mente.

En las mañanas, hacía ejercicio, para liberar el exceso de energía y apaciguar la mente, luego llegaban los baños tibios para relajarse, y en la tarde se concentraba en el dominio de disciplinas tales como la filosofía, matemáticas, física, música y la observación de los astros. Este entrenamiento consiguió su fruto, ya que el talento y belleza de Hipatia, superó no sólo a su padre, sino a la mayoría de sus coetáneos.

Viajó por Italia y Grecia para ampliar sus conocimientos y a su vuelta a Alejandría se convertiría en una prestigiosa maestra, alabada por su erudición, sabiduría y profundidad de conocimientos científicos. Además de ser virtuosa en el arte de enseñar, era justa y noble, y conocida también por su carisma. Se dedicó a la enseñanza de la filosofía de Platón y Aristóteles. Fue considerada la primera mujer que hizo contribuciones sustanciales al desarrollo de las matemáticas. Y es que está, junto con la astronomía, fueron realmente su pasión. En su círculo la llamaban “la Filósofa”.

Hipatia afrodita y platón

Acudían a sus clases alumnos de todas partes del mundo conocido, atraídos por su fama, que traspasaba fronteras. Su casa, se convirtió en un lugar de culto, donde no había distinción de creencias o de religión entre sus alumnos, ya que éstos conformaban un grupo muy unido de aristócratas paganos y cristianos, algunos de los cuáles desempeñaron altos cargos, como el caso de Sinesio de Cirene, obispo de Ptolemaida u Orestes, prefecto imperial de Egipto. La mayoría mantuvo una amistad con Hipatia, llegando a ser su principal consejera en asuntos políticos.

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Le gustaba también la mecánica. Inventó un buen número de aparatos, tales como el planisferio, para cartografiar cuerpos celestes; el destilador de agua; el hidrómetro, para medir la densidad del agua. Diseñó también el astrolabio plano, empleado para medir la posición del sol, los planetas y las estrellas y determinar su movimiento.

De su obra escrita no quedó nada, ya que todo fue destruido tras su muerte. Según el Suda, una enciclopedia bizantina del siglo XI, Hipatia es autora de “El Canon Astronómico”, tablas que elaboró para el estudio de los movimientos de los astros. También editó varias reediciones de libros célebres sobre aritmética y matemáticas. Colaboró con su padre también en la revisión de los “Elementos” de Euclides, libro que aún hoy se imparte dentro del temario de la universidad de matemáticas.

hipatia y la biblioteca de alejandría
Muerte y el nacimiento de una leyenda

El aprendizaje y la ciencia eran sinónimo de paganismo para los primeros cristianos. Y el paganismo era y ha sido hasta nuestros días el enemigo número uno de la Iglesia.

Hipatia era pagana y nunca quiso convertirse al cristianismo pese a que éste comenzaba a tener un poder extralimitado. Quizás debido a su elocuencia y autoridad, Hipatia logró una influencia tal que la cristiandad se sintió amenazada.  Eran tiempos revueltos, donde se manifestaban los primeros albores de la oscura Edad Media.

En el año 391 el cristianismo se convierte en religión oficial y única del Imperio Romano, prohibiéndose todos los cultos paganos. Consideraban todo el conocimiento griego y científico como pagano, todo lo que no viniera de la Biblia se intentó destruir, incluido todos los templos no cristianos, hasta el Agora, símbolo del encuentro de pluralidad y conocimiento. Fueron años muy difíciles con grandes revueltas y muertes.

Hipatia consiguió sobrevivir gracias a sus contactos en las altas esferas. Pero la llegada al poder del Obispo Cirilo, fue el comienzo del fin para que se apagaran las últimas luces de la brillante Alejandría como importante centro de aprendizaje de la Antigüedad.

hipatia de alejandría

En el año 415 se inició una persecución contra todos los académicos del Museo y se les daba la opción de convertirse a la nueva fe o morir. Esto implicaba rechazar todo el conocimiento que toda una vida les había costado alcanzar. Hipatia se negó a serlo y se mantuvo firme a sus convicciones por lo que fue acusada de conspirar contra Cirilo.

Días más tarde Hipatia era asaltada por un grupo de fanáticos religiosos, quienes la desnudaron y arrastraron hasta un templo cristiano, donde fue masacrada hasta morir desangrada. Sus restos fueron mostrados por la ciudad en señal de triunfo y lanzados a una hoguera, junto con su obra, para ser olvidada por siempre. Pero su recuerdo sobrevivió, gracias en parte a los escritos de los historiadores de la época y las cartas dirigidas a ella por sus alumnos.

Con ella murió el último resquicio de racionalidad y pensamiento científico del Mundo Antiguo. Quizás si no hubiese muerto asesinada de forma tan vil y violenta en el momento histórico en el que sucedió, el mito de esta gran sabia mujer no nos hubiese dejado el legado de una lección que aún hoy seguimos olvidando:


“El fanatismo religioso produce el exterminio de los genios y la esclavitud de los espíritus”

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 12 personas les gusta esto.

Etiquetas relacionadas con esta publicación: