Concurso Día de las madres. Consigue hasta 60 Minutos Gratis de Tarott
Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección ¿Quiénes eran los Druidas?3.096 Visitas

Visitas de la sección ¿Quiénes eran los Druidas? 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Cualquiera que guste investigar sobre magia, Tarot, Astrología o esoterismo, va tarde o temprano a terminar topándose con el término Druida. Los Druidas eran una casta religiosa dentro de la sociedad celta, encargada de las más diversas e importantes funciones sobre todo espirituales y mágicas.

De la tradición Druida únicamente se sabe la que ha sido transmitida de forma oral, por lo que todo lo que se sabe de ellos proviene de fuentes del antiguo Imperio Romano, que después de todo, los romanos son los que se encargaron de perseguir y tratar de extinguir a esta antigua cultura, que guiaba los pasos de los pueblos que enfrentaron la sed de conquista romana con mayor fiereza, tanto de la antigua Galia como los nórdicos, entre otros.

Es por eso que la referencia más antigua que se tiene sobre los Druidas data del 300 A.C.

los druidas y los celtas

Para los Celtas eran los hombres y mujeres más sabios y poderosos

Se sabe que los Druidas eran magos, adivinos, jueces, guerreros, filósofos y ejercían las más diversas funciones en las sociedades celtas, las cuáles también poseían una gran consideración por la mujer, llamándolas por el nombre de Banfilidh mujeres que ejercían una importante función dentro de la comunidad, según cronistas antiguos:

“Se dice, aunque no he podido comprobarlo personalmente, que las Banfilidh más poderosas residen en la isla de Saina, en el mar interior (mar de Irlanda) y tienen poder sobre las tempestades, que pueden convocar a voluntad, o pueden convertirse en aves y curar las enfermedades más atroces. Preparan hechizos de amor y se ocupan de los nacimientos.”

Hasta los reyes estaban sometidos a su poder y podían ser destituidos por un Druida dentro de la sociedad celta. Se les respetaba mucho porque eran hombres y mujeres sabios, que conocían la forma de manejar los elementos, profetizar a través del vuelo de los pájaros, parar una batalla con tan solo levantar los brazos y otra gran cantidad de hazañas dignas de los cuentos de hadas. Y es que si alguien se comunicaba con hadas, gnomos y criaturas elementales, eran precisamente los Druidas.

las mujeres druidas

La desaparición de los Druidas

Al parecer los Druidas eran seres que caminaban entre los dos mundos y fueron ferozmente perseguidos, primero por los romanos y luego por los cristianos, lo que originó que en algunos momentos se lanzaran las más absurdas acusaciones sobre ellos, como el hecho de que practicaban sacrificios humanos.

Acusación que hicieron los romanos sobre los Druidas para justificar su persecución, sobre todo durante los tiempos de Tiberio y Claudio. Aunque no sabemos si es cierto que los Druidas practicaban sacrificios humanos, se dice que existía un castigo llamado “El Hombre de Mimbre” en el que a un criminal se le metía en un muñeco gigante de madera y se le quemaba vivo.

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Es probable que en sociedades tan duras como las sociedades de la Edad de Hierro, se castigara de esta forma a los criminales, y si los Druidas ejercían de jueces en la sociedades celtas es posible que a eso llamaran los romanos “sacrificios humanos”.

rituales de los druidas

Lo curioso es por qué los Romanos no consideraban que las crucificciones o los juegos de gladiadores en la arena, a los que tan aficionados eran, fueran “sacrificios humanos” y lo que hacían los celtas, sí. Lo cierto es que a pesar de haber sido perseguidos y pertenecer a una casta tan antigua, aún hoy en día perdura la imaginería druídica.

El mago Merlín, por ejemplo, era un druida típico ya que sus habilidades para modificar la naturaleza, invocar tormentas o hablar con los espíritus elementales provienen todas del arquetipo del druida.

Clases de Druidas

El tres juega un número muy importante en las creencias y sistemas druídicos. Así hay tres clases de Druidas: el exterminio de los druidas

  1. El Obydd o Vate: Es el rango más bajo, el de los estudiantes, usan túnicas verdes como manifestación de lo fértil y de lo nuevo, estudian lo básico del druidismo, leyes, música, principios de magia, poesía y botánica.
  2. El Beridd o Bardo: Estos se visten con túnicas del color de “la verdad”, el azul. La prueba para ser bardo es verdaderamente “poética” y a su vez mágica ya que consiste en alguna competencia con otro estudiante y en una cacería. Luego al parecer hay un rito con un roble de siete ramas que deben escalar los estudiantes, desnudos, para después correr en círculo alrededor del mismo siete veces y quedarse toda la noche abrazados al árbol para absorber su energía vital (los árboles son de suma importancia en la tradición druídica). Estos estudiaban una magia de rango más alto , así como música, historia , oratoria y debían memorizar por lo menos 20.000 versos y aprender latín y griego ya que su misión sería partir proclamando con sus versos la historia de la cultura céltica a lo largo y ancho de celtia. Esta figura inspiró notablemente a los poetas ingleses como Blake o Milton que vieron en la poesía una especie cde misión religiosa. Aún hoy en día se utiliza la palabra bardo para referirse a los poetas.
  3. Derwiddon o Druida: Y finalmente estaban los de más alto rango. Usaban una túnica blanca, el color del conocimiento y la sabiduría. Este druida es ya sacerdote, mago, profeta y se dirige al pueblo los domingos (el día del sol “sunday”) por lo que muchos creen que el cristianismo heredó esta costumbre de la misa dominical, de los ritos druidas. Así como el hecho de que estos sacerdotes mantenían un celibato sagrado (al igual que los católicos).

Guardar

Guardar

Guardar

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 33 personas les gusta esto.