Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección Propiedades de la Homeopatía2.123 Visitas

Visitas de la sección Propiedades de la Homeopatía 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

La homeopatía es una ciencia basada en reconocer la capacidad innata del organismo para mantenerse en equilibrio, es decir, sano, gracias a la fuerza vital que regula nuestras funciones y reacciona de manera automática ante las agresiones externas con el objetivo de devolver la salud. Esta capacidad de la fuerza vital la poseen todos los organismos vivos y representa la capacidad curativa de la propia naturaleza. Pero esta cualidad es limitada.

El medicamento homeopático interviene en este esfuerzo natural del organismo, estimulando las reacciones defensivas del sistema inmunitario y de regulación nerviosa. Actúa a favor del cuerpo, nunca en contra de los síntomas, ordenando y acelerando el proceso de curación del propio ser vivo. Este proceso de estimulación a favor del cuerpo se puede llevar a cabo mediante la técnica de administración del medicamento, basada en la ley de similitud. En los últimos años ha surgido una profunda revolución en el pensamiento sobre la salud y la enfermedad. En su resurgimiento ha influido el desarrollo de la psicología, la visión del hombre integral la conciencia espiritual y mística e incluso la conciencia ecológica. Es una revolución surgida del alto grado de educación alcanzado en nuestros días. El concepto básico es que cada uno de nosotros es un todo inte¿Cómo se aplica la homeopatia?No estamos fragmentados en partes cada una de ellas con su enfermedad y diagnostico determinados. Cada uno de nosotros es un individuo único pleno y completo que actúa como una totalidad en relación con él universo que nos rodea. El segundo principio básico de este enfoque holístico es que, en realidad, la única manera de curar una dolencia es aumentar la salud de la persona afectada. Existe la idea fundamental de que todos los seres vivos están animados por una fuerza vital (llamada por los chinos energía “Chi” y por los hindúes “Prana”) no ha sido todavía aislada o medida científicamente pero sabemos que cuando se perturba conduce a la enfermedad y cuando se estimula conduce a la salud.

Homeopatia Unicista, Pluracista y Complejista

¿Pueden darse varios remedios a la vez al mismo enfermo? Esta pregunta ha agitado mucho el mundo de la homeopatía dividiéndolo en unicistas, que dan solamente un remedio. En pluralistas, que dan varios remedios complementarios y en complejistas, que proponen formulas preparadas que contienen numerosos remedios. Hay que comprender que el mensaje homeopático es de orden energético, como el trasmitido por nuestra propia voz. Si nos habla una persona comprendemos fácilmente lo que nos dice; si varias personas hablan juntas, la cosa se vuelve más confusa y si es una multitud se produce un guirigay. Ello explica que no se puedan tomar a la vez todos los remedios de un maletín homeopático para curar todas las enfermedades. Hay que individualizar cada caso.

Entre las características normales de un sujeto sano y los síntomas, no hay diferencia esencial si no de grados. En otras palabras, los síntomas no son más que distintos grados de las características anímicas del estado psíquico normal. En el estado de enfermedad, las cualidades psíquicas están aumentadas disminuidas o deformadas. En el sujeto sano, es decir, en equilibrio, los rasgos de carácter apenas se advierten, mientras que en los enfermos, algunos de esos rasgos de intensifican, se acentúan, se agudizan, de tal forma que cualquiera los nota. Los síntomas no son otra cosa que la expresión de la perturbación de la fuerza vital. Los síntomas, por definición, son patológicos. El síntoma es sufrido por el enfermo o produce sufrimiento en el semejante. Siempre implica una inadaptación al medio. El hombre enfermo es esclavo de sus síntomas y estos condicionan su conducta.

Homeopatia y funcionamiento

No es difícil descubrir que significan los síntomas de una enfermedad, que muestran, que dicen, pues sonLa homeopatía para la salud los medios por los que la naturaleza lucha para liberar al organismo de la enfermedad. Todo organismo posee un mecanismo de defensa (una manifestación de la fuerza vital que actúa en la enfermedad), que se pone en marcha tan pronto como el organismo es invadido por un agente patógeno externo o interno. Sabemos que todas las enfermedades infecciosas tienen un periodo de incubación, durante el cual el paciente, no se da cuenta que está enfermo. Los síntomas aparecen tras ese periodo de incubación, que puede durar horas o días. Esta es la primera clave que conduce a la teoría de la concepción dinámica de la enfermedad. Este trastorno dinámico que sacude a todo el organismo afecta, en primer lugar, al campo electromagnético del cuerpo humano.

La intensidad de estos campos puede medirse y se ha comprobado que son muy dinámicos, cambian continuamente de intensidad según las alteraciones de la conciencia, cambios emocionales, por la ingestión de alcohol o drogas e incluso modifica la capacidad de contraer la enfermedad. Los campos electromagnéticos se caracterizan por el fenómeno de vibración. Cuando los electrones dan vueltas alrededor del núcleo atómico, oscilan hacia delante o hacia atrás con una frecuencia especifica determinada por el tipo de partícula sub-atómica y su nivel de energía. El punto principal es que todo existe en un estado de vibración y todo campo electromagnético se caracteriza por índices de vibración o frecuencias que pueden ser medidos el organismo humano no es una excepción. Simplificando podríamos decir que un ser humano posee una determinada frecuencia vibracional que puede cambiar cada segundo, según su estado mental, estrés interno o externo o enfermedades. El campo electromagnético es muy parecido a la fuerza vital.

Cuando se debe aplicar la homeopatíaLa función de la homeopatía es fortalecer el mecanismo de defensa natural del organismo, aumentando sus recursos y energía. Actúa en la misma dirección que la fuerza vital. La labor del homeópata, será pues encontrar aquella sustancia cuyo “índice vibracional” armonice más con el del paciente durante la enfermedad. Cuando los índices de vibración del paciente y del medicamento armonizan ocurre un fenómeno conocido por físicos e ingenieros como resonancia. Debido al principio de resonancia, que es la ley de los semejantes, un medicamento que no cubre todos los síntomas del paciente no puede tener ningún efecto; ni dos o tres medicamentos tomados juntos harán de forma colectiva el trabajo que debería hacer uno solo. No es cuestión de cantidad, sino de calidad. Los remedios son todos diferentes en calidad, es decir, en frecuencia vibracional y crean disonancias unos con otros.

Homeopatía y campo de acción

  • Enfermedades agudas
  • Prevención de recaídas
  • Complementaria en la cirugía y en la traumatología
  • Primeros auxilios.

Resultados de la Homeopatía

  • Aumentan las defensas de inmunoestimulación
  • Equilibran las funciones orgánicas, con el objetivo de restablecer la homeostasis
  • Ausencia de toxicidad
  • Economía
  • Independencia
  • Conclusión: curación suave, rápida y permanente.

Como aplicar la Homeopatía

  • Por lo general se administran colocando unos pocos gránulos de lactosa medicados sobre la lengua del paciente. Se les permite disolverse en la lengua, pero también se pueden deglutir.
  • El mejor momento para tomar un remedio es por la mañana antes del desayuno y antes de cepillarse Características de la Homeopatíalos dientes con pasta dentífrica o bien por la noche una hora después de cenar. La razón es que no debe haber olores fuertes (especialmente olores aromáticos como el de alcanfor, menta, cebollas, ajo, etc.) en la boca cuando se administre el remedio.
  • No obstante, una vez que se ha tomado un remedio, el paciente puede comer al cabo de 10 minutos.

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 1 personas les gusta esto.