Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección La importancia de las profecías1.194 Visitas

Visitas de la sección La importancia de las profecías 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Vivimos un momento crucial en el planeta Tierra, dónde los cambios drásticos y  una velocidad vertiginosa están a la orden del día. Nos vemos sometidos a un  estrés constante por llegar a un lugar indefinido, una lucha hacia algo que no existe. Nuestros días son una contrarreloj dónde no hay vencedores, tan sólo vencidos, vencidos por el cansancio de llevar al límite, en la rutina diaria, nuestras capacidades físicas, mentales y emocionales.

las profecíasCada vez se escuchan, en mayor o menor medida, multitud de conceptos nuevos, profecías, descubrimientos asombrosos. Los secretos que han estado ocultos durante milenios están ahora abriéndose paso en el consciente colectivo. Existe un exceso de información que nos taladra la mente, y que, a veces, nos deja inconscientes, por eso preferimos cerrar los ojos y asentir con la cabeza, y dejarlo pasar. No hacer caso omiso a estas advertencias, porque estamos tan sumidos en nuestro propio mundo, con nuestros problemas personales, con nuestras preocupaciones diarias, que no somos capaces de aceptar o, simplemente de integrar, otro tipo de información.
El cambio de era, el 2012, el fin del mundo, niños índigos y cristal, los illuminatis, profecías maya y hopi, etc….Todos son conceptos que están íntimamente relacionados, todos vienen a definir el momento actual que estamos viviendo, plagado de transformaciones, cambios y evolución. Ahora mismo el mundo está regido por un sistema económico global, siendo el dinero el principal protagonista de nuestra supuesta felicidad o desgracia. Estamos enmarcados en un mundo materialista, dónde lo principal ha sido, desde hace muchísimo tiempo, adquirir poder y prestigio a través del dinero, dejando a la espiritualidad, inherente al ser humano, cada vez más en el olvido, cada vez más desconectados, con menos conciencia y más alienados.
profecíasLas mal llamadas profecías del fin del mundo, vaticinan un sinfín de catástrofes que desembocarían en la extinción del ser humano en La Tierra. Las profecías de Nostradamus o en religiones como el cristiana, el día del juicio final, el Apocalipsis, o el Armageddon, son conceptos descritos en la Biblia, dónde se profetizan el advenimiento del final del mundo. Las supersticiones unidas a la desinformación colectiva hacia estos temas, han desembocado en una especie de miedo colectivo, a medida que se acerca una fecha fatídica, señalada en el calendario como el 21 de diciembre de 2012. Dicha fecha está establecida como el cambio de era, la famosa era de Acuario. Muchos son los que han divulgado que este acontecimiento está estrechamente ligado al fin del mundo, donde las catástrofes naturales se sucederán una detrás de otra, como la llegada de meteoritos que impactarán sobre el planeta, el calentamiento global o multitud de terremotos a nivel mundial, así como tsunamis o  tormentas devastadoras.
Las profecías de la civilización maya o los indios americanos hopi, alientan todo lo contrario. Un tiempo de advenimiento y evolución, pero para mejor, dónde serán necesarios los cambios, sobretodo a nivel interno. Será necesario poseer más conciencia y volver a conectar con la madre naturaleza, conectar de nuevo con nuestra parte espiritual, y dejar de lado, la importancia de lo material en nuestras vidas. Será un momento crucial, y que a partir de ahí, el hombre conocerá una nueva Tierra, en la que se sucederá un tiempo de transición que durará varias décadas, y que terminará en el comienzo de una etapa de paz en el planeta, dónde las guerras, el dolor y el sufrimiento, existentes hoy en día, desparecerán de la faz de la Tierra. Ellos nos alientan a que cuidemos del planeta Tierra, que somos los responsables directos de su deterioro, y que somos parte de ella. Si la destruimos, nos destruimos a nosotros mismos.

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 0 personas les gusta esto.