Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección La depresión en tú vida2.639 Visitas

Visitas de la sección La depresión en tú vida 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Existen desgraciadamente multitud de enfermedades y entre ellas la depresión que afecta al cuerpo, la mente y el espíritu. Los pensamientos se convierten en tristes y negativos al sentirte incapaz de algo y bloqueado, por lo que no se tiene ánimos para continuar el camino. De hecho, según investigadores y expertos han considerado que la depresión será la enfermedad más importante del siglo XXI. No obstante, a veces se confunde la tristeza, ansiedad o estrés con la depresión al presentar síntomas comunes. Las depresiones pueden ser leves, graves, temporales o crónicas. Un cuadro depresivo se manifiesta por diversas razones que pueden ser de forma genética, en este caso la persona se vuelve depresiva sin causa aparente que la justifique, o bien, pueden aparecer por una circunstancia grave, como la pérdida de un ser querido, un divorcio o una enfermedad, entre otras.

Cuando una persona lleva años con la enfermedad se considera que ya es adicción. El primer paso para cambiar y volver a sentirnos bien es tomar conciencia de nosotros mismos, comprendiendo la depresión y dándonos cuenta en qué momento de nuestra vida nos encontramos.

Depresión y como vencerlaMétodos para superar la depresión

  • Nuestro interior: Para empezar a tratar la depresión hemos de considerar todo el conjunto de cuerpo, mente y espíritu.
  • Alimentación: Nuestra alimentación básica deberá ser sana y equilibrada, sin excesos. La persona deprimida tiende a sobrealimentarse, o bien olvidarse por completo de la comida al perder el apetito. A través de cómo comemos, expresamos cómo nos enfrentamos al mundo y cómo nos sentimos ante el. Por tanto, debemos llegar a un equilibrio.
  • Optimismo: A la mente hay que alimentarla de pensamientos positivos. En la depresión, la tendencia es justo la contraria, nos sentimos deprimidos porque en nuestra mente predominan los pensamientos negativos. Así es que debemos hacer el esfuerzo por pensar de forma optimista.
  • Alma: Al alma hay que darle dosis extra de atención, por esto la relajación es el alimento primordial. A través de la respiración consciente, llegamos a un estado de calma y conseguimos que nuestra mente se calme y acordamos de que somos mucho más que esos pensamientos que pretenden controlarnos. Como consejo se pueden practicar técnicas de meditación, ya que nos ayudará a reencontrarnos con nuestro ser.
  • Cambios: Si nuestra intención es que se produzca un cambio interno en nosotros, para conseguirlo primero hemos de producirlo en el exterior. La rutina en la que se convierte nuestras vidas es un factor clave importante a tener en cuenta. No es bueno caer en en días sin sorpresas, ya que esto nos va controlando hasta que aparecen las insatisfacciones personales.
  • Ejercicio: la creatividad y la risa son factores muy importantes en nuestra vida cotidiana, cuya ausencia nos va convirtiendo en seres débiles y apagados. El ejercicio físico, sea el que sea, nos aporta vitalidad, fuerza y energía. Además, despeja la mente y las emociones negativas desaparecen.
  • Creatividad: una gran medicina. Escuchar música, bailar, pintar y expresar cómo nos sentimos, son elementos fundamentales que debemos experimentar.

No nos olvidemos de reír, pues hace que nuestra vida sea más ligera. Al no existir alegría en nuestras vidas se nos oscurece el alma, así es que la risa eleva nuestra vibración y nos produce un estado inmediato de bienestar, incluso aprendemos a reírnos de nosotros mismos y es ahí cuando la depresión desaparece definitivamente de nuestros corazones.

 

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 7 personas les gusta esto.