Concurso Halloween 2018. Consigue hasta 50 Minutos Gratis de Tarot
Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección 2016, un año con la vibración del número 94.161 Visitas

Visitas de la sección 2016, un año con la vibración del número 9 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Dentro del marco de la Numerología podemos analizar cómo será el próximo año a nivel general y la influencia numerológica que posee. El año 2016 si lo reducimos a un único dígito nos da como resultado el número 9. Este número es especial porque nos habla de finales y su importancia radica precisamente en que terminarán todas aquellas circunstancias de nuestra vida que han quedado obsoletas y cuyo final es necesario para dar comienzo a un nuevo ciclo.

Esta será la energía que vibrará para todos a lo largo del 2016, marcando un momento para hacer limpieza, desintoxicar, resolver los asuntos pendientes (tanto en las relaciones como los laborales o personales). En definitiva todo aquello que nos ha estado frenando desde hace algún tiempo y que, en algunos casos, ha durado incluso años. De la manera en que consigamos aprovechar esta energía del número 9 y concluir satisfactoriamente todos estos finales, el 2017 puede presentarse lleno de grandes oportunidades y nuevos comienzos.

La energía del número 9

El número 9 está impregnado de la energía del desapego, ya que todo final para que suceda está íntimamente ligado a esta cualidad. Es un número también muy espiritual ya que representa el último escalón antes de dar el salto al vacío y regresar a la Totalidad del número 0. Si el número 1 viene del Todo, el número 9 va hacia la Nada. Por tanto, la sabiduría y la fe que contiene el número 9 no la posee ningún otro número, porque es el único que se ha de entregar al vacío de la Nada y esto puede provocar cuánto menos vértigo y respeto. Sin fe jamás podría dar un salto semejante.

significado del número 9

Es por esto que la cualidad fundamental de este número es el desapego, pero que también se convierte en el mayor de los desafíos porque hay finales que no queremos que acaben y decir adiós a veces nos cuesta la vida. Y esos finales también pueden ser indicativos de que podremos empezar a caminar solos y esto también puede llegar a asustar o a que nos resistamos al cambio.

El número 9 también es de cosecha, dónde vamos a tener oportunidad de recoger todo lo sembrado en años anteriores. Se concluyen todas aquellas cosas dónde hemos puesto nuestra energía a lo largo de todo un ciclo. Por esto el 2016 será un año para completar y terminar, para atar todos los cabos sueltos. Todo proceso llega a su fin cuando todos los cabos están atados.

Y quizás sean muchos los procesos o los frentes abiertos a los que hay que dejar bien atados durante el próximo año. Por eso también no será un año ni mucho menos tranquilo porque estaremos bastantes ocupados en general, cuando resolvamos un asunto pendiente, aparecerá el siguiente sin darnos tregua y así hasta que consigamos deshacer todos los nudos para concluir con éxito el año.

Para aquellos a los que les cueste cortar con el pasado o estén muy apegados a la materia o a ciertas personas, estos procesos que vivirán serán duros y conflictivos. Lo mejor es entregarnos a estos cambios y no poner resistencia, con la confianza puesta en que lo que ha de venir, al soltar todos estos lastres, será infinitamente mejor.

Los desafíos del número 9 para el 2016

Cómo ya hemos mencionado el mayor desafío que nos brinda este número es el del desapego (tanto emocional como material) y aprender a decir adiós cuando haya llegado el momento, sin poner mayores resistencias.

Para algunos el 2016 lo pueden experimentar como una especie de montaña rusa, con muchos altibajos, ya que todo dependerá de cuántos asuntos tengamos pendientes y de la imperiosa necesidad que exista de dejar atrás ciertos aspectos de nuestra vida. Estos cambios vendrán por más que nos resistamos a ellos y podrá parecer que de repente todo se venga abajo, recibiendo un duro golpe. Por esto hemos de estar lo más abiertos y receptivos a todos estos cambios y llegado el momento decir adiós con gratitud.

Publicidad

la vibración del número 9

El número 9 también nos recuerda la importancia de vivir en el presente. Cuánto más vivamos en el momento presente, tanto mejor llevaremos los cambios y los finales. Nos enseña también que la vida es movimiento y que todo a nuestro alrededor, nosotros incluidos, estamos en movimiento y cuando nos queremos apegar a algo, intentando retenerlo a la fuerza, se produce inevitablemente una ruptura dolorosa.

Cuando deseamos disfrutar de algo para siempre, lo condicionamos inconscientemente y empieza a perder su verdadero valor, porque todo se ha de disfrutar momento a momento. Nada es para siempre, pero el secreto reside en mantener nuestra atención en el presente, de esta manera sí que lo tendremos “para siempre”. Sin embargo, cuando nos enfocamos en un futuro, terminamos por perder eso que tanto anhelamos sin más.

Esto ocurrirá sobre todo en aquellas relaciones de pareja o de amistad que son altamente dependientes pero tóxicas en general. El número 9 desafiará estas relaciones y pondrá sobre la mesa de forma clara todas las conexiones erróneas que les unen, que pueden estar motivadas por un miedo inconsciente a la soledad, o un temor irracional a quedarse desamparado y sin nada, en definitiva a perderlo todo. Pero esto no son más que espejismos que el 2016 deshará, ayudando a ver la realidad tal cuál es y a que podamos decir adiós sin sufrimiento.

Para finalizar, podemos concluir que el próximo año será un período agridulce. Todo dependerá de cómo lo viva cada cuál y de las pruebas a las que se tenga que enfrentar, y puede vivirse desde extremos opuestos, o muy positivo, o muy negativo, o ambos a la vez. Una vez que empiecen a caer cosas en nuestra vida se puede producir un efecto dominó, y que continúen cayendo, lo que se traduce en muchas experiencias (positivas y negativas) y esto también es algo característico del número 9. Pero también recibiremos regalos inesperados porque también es un número generoso, recuerda que es tiempo de cosecha y recoger los frutos del pasado.

¡Feliz año número 9!

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 10 personas les gusta esto.

Etiquetas relacionadas con esta publicación: