Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección Dharamsala1.136 Visitas

Visitas de la sección Dharamsala 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Dharamsala es una ciudad situada en el valle de Kangra, en el norte de la India. Ocupada por los ingleses desde 1848 hasta 1945, Dharamsala se convirtió en uno de los destinos vacacionales más populares entre los invasores, consecuencia de su clima, mucho más suave que en la capital India. Sin embargo, Dharamsala no es mundialmente conocida en la actualidad por esto. En 1960, tras la huida del decimocuarto Dalai Lama (Tenzin Gyatso) del Tíbet a causa de la invasión China, el Primer Ministro indio (Nehru) autorizó que se formalizara un gobierno tibetano en el exilio en Dharamsala, gobierno que perdura hasta hoy y que ha situado a esta pequeña y hermosa ciudad en los mapas de todo el mundo, además de ser un destino para los seguidores del budismo.

Dharamsala, símbolo de luchaEl budismo en Dharamsala

Dharamsala es una ciudad tranquila en la que el budismo es la religión imperante. Multitud de exiliados del Tíbet llegan cada año buscando refugio vital y espiritual huyendo de la opresión China. Paradigma de libertad, Dharamsala se ha convertido en la evidencia más incómoda de que tras casi 55 años de ocupación, el gobierno chino no ha sido capaz de poner fin a un conflicto, cuanto menos, innecesario. Dharamsala, sede internacional de las enseñanzas budistas, no deja de sorprender a la comunidad internacional por su inestimable entereza ante la invasión china, agresión contra la que luchan sin armas y sin violencia. Sus oraciones y deseos por recuperar una tierra que es suya por derecho, desoída por la mayoría de los países, por no decir todos, no cesan a pesar del transcurrir de los años. Sin duda, un ejemplo de espiritualidad.

Dharamsala y el budismo

Aunque el budismo siempre ha sido la religión dominante en la ciudad de Dharamsala, incluso antes de la llegada del XIV Dalai Lama, en la región también conviven, en menor medida, el islam y el brahmanismo (corriente del hinduismo). Sin embargo, con el establecimiento del gobierno tibetano en el exilio se produjo una expansión de budismo, casi se podría decir natural, consecuencia de la creación de diferentes escuelas e institutos encargados de promover la cultura, las tradiciones y las enseñanzas budistas. No hay que olvidar que el XIV Dalai Lama, a parte de ostentar el poder político del Tíbet en el exilio, es el líder espiritual del Budismo.

Dharamsala y el turismo

Hacer turismo en el Tíbet es un poco complicado. No es difícil, pero las múltiples trabas que pone el gobierno chino para acceder al país ocupado, convierten en una odisea lo que debería ser un placer. Por ello, muchos turistas optan por viajar a Dharamsala. No es que el viaje sea más placentero, pues las comunicaciones no son las mejores, pero por lo menos no hay grandes dificultades a nivel administrativo. Además, si lo que se pretende es realizar una peregrinación espiritual budista en la actualidad, qué mejor que acudir al lugar en el que descansa su mayor referente.

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 0 personas les gusta esto.