Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección Conoce el libro ‘El arte de la Guerra’1.504 Visitas

Visitas de la sección Conoce el libro ‘El arte de la Guerra’ 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

‘El Arte de la Guerra’ es uno de los libros más antiguos de estrategia militar que se conocen y ha sido traducido a casi todos los idiomas y utilizado por políticos y estadistas desde que se escribió en el siglo IV antes de Cristo. Curiosamente, a pesar de llamarse ‘El arte de la Guerra’ es un libro sobre la paz, ya que para Sun Tzu la mejor estrategia es la que consigue a través de la diplomacia y las negociaciones, para evitar el conflicto. Muchos sostienen que es un excelente tratado de estrategia taoísta porque la descripción que se hace del general ideal, es la de un maestro taoísta iluminado.

Lo cierto es que los consejos y estrategias propuestos en ‘El arte de la guerra’ se han utilizado desde hace más de 2500 años y se siguen utilizando  actualmente en los ejércitos ( en el ejército de Estados Unidos lo tiene como Manual obligado desde que Ho Chi Min lo usó en Vietnam para vencerlos) y también entre los consejeros motivacionales de las empresas para diseñar estrategias de mercadeo, así como entre deportistas y hasta seductores. Y es que son tan amplios y profundos los planteamientos de este clásico de la antigua china, que pueden ser aplicados a muchos planos de la vida cotidiana, como las relaciones de pareja o las relaciones laborales.

El arte de la guerra y la prudencia

  • La prudencia es una de las virtudes cardinales. La prudencia se fundamenta en el conocimiento de la realidad y en la previsión de las consecuencias de una conducta, tiene que ver con preveer y prevenir algo. Este es un libro  es precisamente un tratado sobre la Prudencia por eso afirma Sun Tzu:

El libro de 'El Arte de la Guerra'“Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro. Si te conoces a ti mismo pero no conoces al enemigo, perderás una batalla y ganarás otra. Si no conoces al enemigo ni a ti mismo,  correrás peligro en cada batalla”

  • Dicen que la vida se parece más a una guerra que a una danza. Si aplicamos algunos de los maravillosos consejos de “El arte de la guerra” en nuestra vida cotidiana podremos salir triunfantes de una serie de situaciones que se nos presenten sin necesidad de llegar al conflicto que es una de las cosas que más desprecia Sun Tzu:

“Las armas son herramientas de mal agüero”. La guerra es un asunto serio ; da miedo que los hombres puedan emprenderla sin la reflexión que requiere.”

El arte de la guerra y claves

  • Son trece capítulos cada uno  de los cuales profundizará sobre los distintos aspectos de una estrategia, podemos sustituir la palabra “guerra” por “seducción” “conflicto” o “ situación” y este manual  nos dará importantes claves para enfrentarnos a diversas situaciones de la vida cotidiana.

Vamos a imaginar que estamos en medio de una crisis matrimonial. Es decir, nuestra pareja se ha convertido en una sucesión de peleas, desencuentros y reproches.

La evolución. La guerra es de vital importancia para el Estado; es el dominio de la vida o de la muerte, el camino hacia la supervivencia o la pérdida del Imperio: es forzoso manejarla bien. No reflexionar seriamente sobre todo lo que le concierne es dar prueba de una culpable indiferencia en lo que respecta a la conservación o pérdida de lo que nos es más querido; y ello no debe ocurrir entre nosotros.

Hagamos un ejercicio de imaginación sencillo, cambiemos la palabra Guerra por la palabra Matrimonio y vamos a suponer que nosotros somos el “Estado” es decir, los dueños se ese “Imperio” que es nuestra vida personal ( Imperio porque se refiere a todo eso que hemos conquistado: nuestra tranquilidad hogareña, el apartamento o la casa que compartimos con nuestra pareja, los hijos si los tenemos, nuestra rutinas, etc)

Ahora leemos la frase así:

El Matrimonio es de vital importancia para el Estado (o sea, nosotros, ) y es el dominio de la vida o de la muerte, el camino hacia la supervivencia o la pérdida del Imperio: es forzoso manejarlo bien.

Atentos a la última frase que nos remite a lo que se conoce como la virtud de la prudencia:

Publicidad

“No reflexionar seriamente sobre todo lo que el concierne es dar prueba de una culpable indiferencia en lo que respecta a la conservación o pérdida de lo que nos es más querido; y ello no debe ocurrir entre nosotros.”

Esta observación final es de suma importancia para reflexionar sobre lo que se conoce como prudencia . ¿Cuántas veces no descubrimos que nos metimos en una situación negativa sólo por no estar atentos a lo que ocurría? ¿alguna pareja te ha sido infiel? ¿te han despedido sorpresivamente de un trabajo?¿un amigo ha resultado no  serlo tanto? Normalmente cuando miras atrás, muchas veces te dices ¿cómo no me di cuenta? ¡ pero si era obvio! ¡ellos me estaban engañando!

Si asumimos que somos  seres responsables de todo lo que nos pasa ( o por lo menos del 99%) podemos darnos cuenta que muchas de las cosas que nos ocurren (accidentes, tanto físicos como existenciales) se deben a la falta de Prudencia o también se puede llamar falta de atención ante lo que se nos está poniendo por delante.

Entonces, esto significa, que si estamos en un matrimonio donde todo se han vuelto peleas, desencuentros y reproches hay una parte de la realidad que no estamos viendo, quizá nuestra pareja no se siente bien, tiene miedo por algo, nos reprocha algo y nosotros, por no detenernos a prestar atención es decir “no reflexionar seriamente sobre todo lo que concierne a nuestro matrimonio es dar prueba de una culpable indiferencia” de la que nos arrepentiremos más adelante si no le ponemos remedio.

Por supuesto, no es siempre sencillo hacer esas extrapolaciones a situaciones cotidianas Hay capítulos que son muy evidentemente dedicados a la campaña bélica con frases como ésta:

“Un general inteligente lucha por desproveer al enemigo de sus alimentos. Cada porción de alimentos tomados al enemigo equivale a veinte que te suministras a ti mismo” debe leer con mucho cuidado:

Entonces tenemos a una esposa, a la que su marido trata con indiferencia que decide empezar a robarle la comida y a escondérsela, debe estar atenta al siguiente concejo:

“Si estás sitiando la ciudad (es decir a tu marido) agotarás tus fuerzas (no es agradable estar en ese plan de esconderle la comida) . Si mantienes a tu ejército durante mucho tiempo en campaña, tus suministros se agotarán”

“Sé rápido como el trueno que retumba antes que hayas podido taparte los oídos, veloz como el relámpago que retumba antes de haber podido pestañear.”

Frases más llamativas del 'El Arte de la Guerra''Esto quiere decir que si quieres llamar la atención de tu marido está bien que un día muy velozmente le robes una de sus dos magdalenas del café, pero lo que te quiere decir es que este tipo de estrategias “agresivas” no suele ser positivas de mantener por mucho tiempo. A lo largo del libro encontrarás frases que puedes extrapolar tanto a situaciones de conflicto como a problemas cotidianos usando la metáfora de la “guerra” en un sentido positivo, aunque nos sea difícil asociar esa palabra con algo bueno.

El arte de la guerra y frases

  • ”Golpear al enemigo cuando está desordenado. Prepararse contra él cuando está seguro en todas partes. Evitarle durante un tiempo cuando es más fuerte. Si tu oponente tiene un temperamento colérico, intenta irritarle. Si es arrogante, trata de fomentar su egoísmo. “
  • “Si las tropas enemigas se hallan bien preparadas tras una reorganización, intenta desordenarlas. Si están unidas, siembra la disensión entre sus filas. Ataca al enemigo cuando no está preparado, y aparece cuando no te espera. Estas son las claves de la victoria para el estratega.”
  • “Lo más importante en una operación militar es la victoria y no la persistencia. Esta última no es beneficiosa. Un ejército es como el fuego: si no lo apagas, se consumirá por sí mismo.”
  • “Los que consiguen que se rindan impotentes los ejércitos ajenos sin luchar son los mejores maestros del Arte de la Guerra.”
  • “Un verdadero maestro de las artes marciales vence a otras fuerzas enemigas sin batalla, conquista otras ciudades sin asediarlas y destruye a otros ejércitos sin emplear mucho tiempo(…).La victoria completa se produce cuando el ejército no lucha, la ciudad no es asediada, la destrucción no se prolonga durante mucho tiempo, y en cada caso el enemigo es vencido por el empleo de la estrategia.
  • “En situaciones de defensa, acalláis las voces y borráis las huellas, escondidos como fantasmas y espíritus bajo tierra, invisibles para todo el mundo. En situaciones de ataque, vuestro movimiento es rápido y vuestro grito fulgurante, veloz como el trueno y el relámpago, para los que no se puede uno preparar, aunque vengan del cielo.”
  • “Todo el mundo elogia la victoria en la batalla, pero lo verdaderamente deseable es poder ver el mundo de lo sutil y darte cuenta del mundo de lo oculto, hasta el punto de ser capaz de alcanzar la victoria donde no existe”

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 1 personas les gusta esto.

Etiquetas relacionadas con esta publicación: