Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección Nelson Mandela: libertad tras las rejas1.920 Visitas

Visitas de la sección Nelson Mandela: libertad tras las rejas 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Nelson Mandela fue el primer presidente activista de Sudáfrica contra el Apartheid. Fue encarcelado durante 27 años al estar involucrado en el planeamiento de actividades de resistencia armada. Representa libertad y es símbolo de igualdad en todo el mundo.

Nació el 18 de julio de 1918 y fue el primer presidente de Sudáfrica en ser elegido por medios democráticos. Tiempo antes de ser elegido, fue un importante activista contra el apartheid. Pese a ser encarcelado durante 27 años, estuvo involucrado en el planeamiento de actividades de resistencia armada. Sin embargo, la lucha armada fue, para Mandela, una última opción.

Después de haber recibido más de un centenar de premios, Mandela es actualmente un célebre estadista que continúa dando su opinión en temas fundamentales. En Sudáfrica es conocido como Madiba, un título honorario adoptado por ancianos de la tribu de Mandela.

La lucha de Nelson Mandela

Nelson Mandela: el hombre y su lucha

Renunciando a su derecho hereditario a ser jefe de una tribu Xosa, Mandela estudió derecho y se hizo abogado en 1942.

Ingresó en el Congreso Nacional Africano en 1944 con una organización contra la opresión de los negros sudafricanos. Mandela fue uno de los líderes de la Liga de la Juventud del Congreso. Su ideología era socialista, nacionalista, antirracista y antiimperialista.

Durante 1948, en Sudáfrica llegó al poder el Partido Nacional. Institucionalizó la segregación racial creando el régimen del Apartheid. Este sistema consistía básicamente en la división de las diferentes razas, para promover el desarrollo.

Todo este movimiento era dirigido por la raza blanca. Se instauraron todo tipo de leyes que cubrían, en general, aspectos sociales. Se hacía una clasificación racial de acuerdo con la apariencia. Bajo la inspiración de Gandhi, Mandela organizó campañas de desobediencia civil contra las leyes segregacionistas. Lideró un grupo de pacifistas en oposición a la discriminación.

En 1952, Mandela se había convertido en el líder del movimiento. La represión produjo 8.000 detenciones, incluyendo la de Mandela. Fue confinado en Johannesburgo, donde estableció el primer bufete de abogados negros de Sudáfrica. Durante su tiempo en prisión, Mandela se convirtió en la figura más conocida de la lucha contra el Apartheid en Sudáfrica.

Fue el prisionero número 466/64 durante 27 años en penosas condiciones. El gobierno de Sudáfrica rechazó todas las peticiones de que fuera puesto en libertad. Mandela se convirtió en un símbolo de la lucha dentro y fuera del país. Una figura legendaria que representaba la falta de libertad de todos los hombres de color sudafricanos.

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

466/64 prisionero por la igualdadRepaso por la vida de Nelson Mandela

Arrestado, encarcelado y procesado en varias ocasiones, Mandela sufrió su detención definitiva tras la matanza de Sharpeville, Transvaal, el 21 de marzo de 1960, cuando la Policía disparó indiscriminadamente contra una multitud de manifestantes que protestaban contra el régimen y mató a 69 personas.

La matanza obligó al gobierno a declarar el estado de emergencia. Arrestó a los líderes de la oposición negra y Mandela permaneció detenido varios meses sin juicio.

Aquellos hechos terminaron de convencer a los líderes del ANC de la imposibilidad de seguir luchando por métodos no violentos. No debilitaban al régimen y provocaban una represión igualmente sangrienta.

En 1961, Mandela creó nuevo un movimiento clandestino que adoptaba el sabotaje como medio de lucha contra el régimen de la recién proclamada República Sudafricana. Se encargó de dirigir el brazo armado del ANC. Su estrategia se centró en atacar instalaciones de importancia económica o de valor simbólico. Se excluiría atentar contra vidas humanas.

Este peligroso cambio, que era el resultado de un largo proceso de reflexión política, y no una decisión precipitada, quedó establecido, el 31 de mayo de 1961 al proclamar el Gobierno racista la República de Sudáfrica, y a continuación de retirarse de la Commonwealth. Rompería con la corona británica los lazos vigentes desde la independencia de facto de la Unión de Sudáfrica en 1910.

Durante marzo de 1961, su caso fue revisado. Mandela quedó exonerado de la acusación de participar en actividades terroristas. En agosto de 1962, fue detenido de nuevo y en noviembre recibió una sentencia condenatoria a cinco años de cárcel por los delitos de incitación a la huelga y de abandono ilegal del país.

En octubre de 1963, la fiscalía expandió su causa criminal con la adición de los cargos de sabotaje, terrorismo y conspiración para derrocar al Gobierno mediante revolución interna e invasión de fuerzas extranjeras. Mandela aceptó el cargo de sabotaje, pero rechazó los demás.

Toda una vida de lucha y resistencia

Elevado su rango de peligrosidad, fue transferido a la prisión de máxima seguridad de Robben Island. Ésta se situada en una pequeña isla en el mar a once kilómetros de Ciudad del Cabo. Mandela fue internado en un módulo de aislamiento para presos políticos. Desde su celda, en los años siguientes, el prisionero 466/64, con su sufrido estoicismo, fue convirtiéndose en el principal símbolo del movimiento de resistencia negra de su país y de la conciencia secuestrada de toda una nación.

Para mantener al margen su ansiedad, preservar su estado emocional y sus facultades intelectuales en las duras condiciones de la prisión isleña, el recluso se matriculó en el programa de educación a distancia de la Universidad de Londres.

La resistencia y lucha de Nelson MandelaFuera,  entretanto, la situación política se deterioraba paulatinamente. El régimen, indiferente a las sanciones y los boicots internacionales, endureció la represión y los movimientos negros radicalizaban sus actos de resistencia. Sudáfrica empezó a deslizarse por una sangrienta espiral de represalias. El brutal aplastamiento de la revuelta de estudiantes en el gueto de Soweto, en junio de 1976, con un balance de cientos de muertos y miles de heridos, mostró claramente a la opinión pública internacional la naturaleza criminal del Gobierno de la minoría blanca.

Mandela siempre se negó a obtener una reducción de su pena o libertad condicional. Se lo ofrecía el gobierno a cambio de firmar un manifiesto de rechazo a la violencia y de aceptar las independencias, no reconocidas por ningún país del mundo y condenadas por la ONU, del régimen en unos territorios dotados de gobiernos negros teóricamente autónomos. Suponían el 13% de la superficie del país y constituían una forma especialmente oculta de segregación racial.

Liberación de Mandela

Finalmente, Frederik De Klerk, presidente de la República por el Partido Nacional, cedió ante la evidencia y abrió el camino para desmontar la segregación racial, liberando a Mandela en 1990 y convirtiéndole en su principal interlocutor para negociar el proceso de democratización.

Mandela y De Klerk compartieron el Premio Nobel de la Paz en 1993.

Las elecciones de 1994 convirtieron a Mandela en el primer presidente negro de Sudáfrica. Desde ese cargo puso en marcha una política de reconciliación nacional. Mantendría a De Klerk como vicepresidente, y trataría de atraer la participación democrática al partido Inkhata de mayoría zulú. Desde entonces, Mandela es uno de los líderes mundiales más relevantes, con especial significación en el continente africano.

A partir de su cargo, ha ejercido como mediador en varios de los conflictos que azotan la región.

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 2 personas les gusta esto.

Etiquetas relacionadas con esta publicación: