Tarot Alicia Galván

Llama Ahora

1-877-999-2004
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

1-888-582-5424
Tarot Alicia Galván

Llamada Toll Free, coste del servicio de consulta de Tarot mediante pago con tarjeta de crédito/débito a 1,10 € por minuto, impuestos incluídos.Servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Facebook Tarot Alicia GalvánWhatsapp Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia GalvánTwitter Tarot Alicia Galván

Visitas de la sección NO VEMOS EL MUNDO COMO ES. LO VEMOS COMO SOMOS2.032 Visitas

Visitas de la sección NO VEMOS EL MUNDO COMO ES. LO VEMOS COMO SOMOS 0 Comentarios

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

el talmudEn Coaching, consideramos los modelos mentales como los supuestos profundamente arraigados, generalizaciones, ilustraciones, imágenes o historias que influyen sobre cómo entendemos al mundo y cómo actuamos en él. Operan permanentemente en forma subconsciente en nuestras vidas personales, en el ámbito laboral y en nuestras organizaciones sociales, ayudándonos a dar sentido a la realidad y a operar en ella con efectividad.

Suelo utilizar el texto que presento a continuación para ilustrar al Coachee – en formato de diálogo – sobre la importancia de los modelos mentales en nuestras vidas.

Robert Maynard Pirsig (Minneapolis, 6 de septiembre de 1928). Escritor estadounidense, famoso por su primer libro, “Zen y el Arte del Mantenimiento de la Motocicleta: Una Indagación sobre los Valores”  (1974), en el que esboza la filosofía de Pirsig sobre la Metafísica de la Calidad, en forma de historia principalmente autobiográfica relatando el viaje en motocicleta a través de América del Norte.

John:   Papá, ¿es ingenuo creer en los fantasmas?

Pirsig:  ¿No creerás en los fantasmas, no?

John:   No.

Pirsig:  Yo tampoco. Ellos carecen de materia y no tienen energía. Por lo tanto, según las leyes de la ciencia, no existen salvo en la mente de las personas.

John:   Así es.

Pirsig:  Por supuesto, las leyes de la ciencia no contienen materia ni energía y, por consiguiente, tampoco existen salvo en la mente de las personas. Es mejor ser completamente científico, sobre todo en este asunto y negarse a creer tanto en los fantasmas como en las leyes de la ciencia. De esa manera no corres riesgos.

John:   Vamos, papá…

Publicidad Alicia Galván. Anúnciate.

Pirsig:  No estoy bromeando. Tomemos el ejemplo de la ley de la gravedad. Parece natural creer que la ley de gravedad existía antes de Newton. Suena loco pensar que hasta el siglo XVII no había gravedad.

John:   Por supuesto.

Pirsig:  Entonces, ¿cuándo comenzó a existir esa ley?

John:   No entiendo.

Pirsig:  Lo que quiero saber es si crees que antes del comienzo de la Tierra, antes de la formación del Sol y las estrellas, aun antes del Big Bang, la ley de gravedad ya existía.

John:   Creo que sí.

Pirsig:  Estaba allí, sin masa ni energía, sin estar en la mente de nadie porque nadie existía, ni en el espacio porque tampoco había espacio, ni en ninguna parte. ¿Existía de todas maneras esta ley de gravedad?

John:   Bueno, no estoy tan seguro.

Pirsig:  Si esa ley de gravedad existía, honestamente no sé qué tendría que hacer una cosa para no existir. Esa ley de gravedad pasa todas las pruebas de inexistencia habidas y por haber. No puedo pensar en una sola condición de inexistencia que esa ley aprobara, o una sola condición de existencia que aprobara. Y sin embargo, tú piensas que existía.

John:   Tendría que pensarlo un poco más.

Pirsig:  Si lo piensas, vas a dar vueltas y más vueltas, hasta que llegues a la única conclusión racional e inteligente posible: la ley de la gravedad no existía antes de Isaac Newton. Ninguna otra conclusión tiene sentido. Y lo que eso significa es que la ley de gravedad no existe en ninguna parte… ¡Salvo en la cabeza de las personas! ¡Es un fantasma!

Somos rápidos para destruir los fantasmas de otras personas. Creemos que son ignorantes, bárbaros y supersticiosos. Pero nosotros somos igual de ignorantes, bárbaros y supersticiosos con respecto a nuestros propios fantasmas.


 Artuculo realizado por CLARISSA. Tarotista y Coach.

Me gusta Alicia Galván
Me gusta

A 1 personas les gusta esto.