PROMOCIONES
¡¡ Llama ahora !!
15MIN
GRATIS
COMPRANDO
30
Bases del Coaching II

Completo con ésta, mi anterior publicación sobre las bases del Coaching, desarrollando cinco fundamentos clave sobre esta disciplina:

BASE DE COACHING Nº 5. Los hechos no se pueden cambiar, pero sí la interpretación de los hechos,

coaching

podemos elegir las interpretaciones que les damos.

En Coaching entendemos que los hechos son descripciones objetivas que realizamos cuando estamos hablando del mundo. Sobre ellos podemos afirmar o negar, pero nunca cambiar.

Sin embargo, también el Coaching nos enseña que sí es posible variar nuestra interpretación de los hechos ampliando en el Coachee el modo de observar el mundo. En definitiva, no cambia el paisaje, sino la mirada sobre ese paisaje.

BASE DE COACHING Nº 6. El Coaching separa el SER del HACER.

El Coaching se orienta al logro de resultados extraordinarios con efectividad y bienestar. No obstante, el foco del Coaching es la persona, el ser humano, y no el resultado o el efecto. Lo visible (el efecto) es lo que se percibe y, al mismo tiempo, oculta la importancia de lo invisible (la causa o el contexto). Por esta razón, cuando nos dejamos seducir por el resultado, podemos perder de vista la infraestructura y el proceso que son un requisito para obtenerlo.

La paradoja es que para conseguir un resultado, es necesario primero comportarse (HACER) de la manera idónea para producir ese resultado. Y para comportarse de tal manera, se requiere primero SER el tipo de persona capaz de comportarse así. Por tanto, no hay ocupación más práctica y efectiva que prepararse para ser la persona capaz de comportarse de la manera requerida para producir los resultados deseados.

BASE DE COACHING Nº 7. Todo lo que no es genético se puede cambiar.

La ciencia ya ha demostrado que los genes únicamente proporcionan una cierta estructura, mientras que es el entorno el que hace que unos genes se activen y otros no. En este sentido podemos afirmar que los aprendizajes no son genéticos. Podemos des-aprender aquéllos que nos limitan a la hora de alcanzar nuestros objetivos. Sólo dependemos de lo que queramos para nuestras vidas.

BASE DE COACHING Nº 8. El Coachee es autónomo: es quien decide, quien opta y quien, en último término, resuelve.

El Coachee es la persona que se somete al proceso de Coaching tras declarar un quiebre del cual no se siente capaz de hacerse cargo.  Desde el punto de vista del proceso podemos considerarla como dos personas: la que es y la que quiere ser.

Es quien toma decisiones y se compromete para el aprendizaje y para el cambio; y con este compromiso se moviliza en una determinada dirección, desplegando todo su potencial.

BASE DE COACHING Nº 9. Confianza: al Coach sólo le ocupa servir al Coachee en la resolución de su quiebre.

El profesional que se dedica al Coaching es un generador de confianza a través de tres pilares básicos:

  • Competencia profesional como Coach, demostrando en cada sesión que está en condiciones de ejercer efectivamente, cumpliendo con las condiciones de satisfacción acordadas.
  • Confiabilidad, revelando con su historia profesional que cumple con las promesas que hace.
  • Sinceridad, mostrando que las conversaciones y compromisos públicos coinciden con sus conversaciones y compromisos privados.

El Coach es en definitiva un facilitador o acompañante del Coachee, no para decirle lo que tiene que hacer sino para que éste sienta la confianza necesaria para el cambio.


Artículo realizado por CLARISSA (Tarotista y Coach) exclusivamente para Tarot Alicia Galván.

Enlace Permanente: http://www.aliciagalvan.com/articulos/coaching/bases-del-coaching-ii/