PROMOCIONES
¡¡ Llama ahora !!
15MIN
GRATIS
COMPRANDO
30
Fases de la Luna y sus Influencias

En la mitología griega las fases lunares eran de gran importancia, así a la Luna Creciente se le asociaba con la mujer embarazada. La Luna Nueva estaba relacionada con el coito entre el hombre y la mujer. ..

El símbolo astrológico de la Luna es un semicírculo o círculo incompleto, que representa la mente y el espíritu humano en evolución. Las dos astas aportan una idea de dualidad, o sea, la parte consciente y la inconsciente del ser humano. La fuerza gravitatoria de la Luna provoca las mareas, al igual que las emociones regidas por ella, suben y bajan según los acontecimientos, dando lugar a diversas emociones, ya sean de alegría o tristeza.

En la mitología griega las fases lunares eran de gran importancia, así a la Luna Creciente se le asociaba con la mujer embarazada.

La Luna Nueva estaba relacionada con el coito entre el hombre y la mujer.

El mes sinódico que es el período comprendido entre las Lunas Nuevas y proviene del griego “sínodo” que significa “coito”.

En la antigüedad la fertilidad, el crecimiento y la decadencia, siempre se relacionaron con las fases lunares.

En astrología el mes sidéreo lunar alrededor del zodíaco, coincide con el ciclo menstrual femenino.

Aunque el recorrido de la Luna a través del zodíaco se considera rápido ya que consta de 27 días, es de vital importancia observar su conjunción o aspectos, con los planetas denominados lentos o de recorrido lento, que son Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón.

La combinación de la Luna con estos planetas, puede aportarnos datos significativos sobre nuestros propios procesos emocionales. Aunque estos aspectos suelen durar tan sólo unos días, se tienen que considerar en una interpretación ya sea de forma individual o general. Casa fase lunar dura aproximadamente entre 7 y 8 días.

Hay que tener en cuenta para la interpretación de la Luna, no sólo los posibles aspectos con otros planetas, sino los días que cambia de fase y con qué planetas, está incidiendo en ese preciso momento. Los cambios de los planetas lentos de signo para este año han sido y serán los siguientes: Júpiter entró en el signo de Acuario en enero.

Saturno estará en el signo de Virgo hasta octubre que entrará en el signo de Libra. Urano continuará en el signo de Piscis. Neptuno continuará en el signo de Acuario. Plutón continuará en el signo de Capricornio. Dependiendo de la fase lunar podremos interpretar como están nuestras emociones en ese preciso momento y sobre todo, sus aspectos con estos planetas, no podrán revelar cómo podemos encauzarlas o enfocarlas en nuestro día a día y en nuestras relaciones personales.

Interpretación y Combinación Planetaria de la Luna

Júpiter y la Luna

Júpiter es el planeta regente Sagitario. Júpiter expresa sobre todo la expansión, la comprensión, el idealismo, la abundancia y la generosidad, entre otras muchas de sus características. Su combinación con la Luna acrecienta las emociones y las expande. Esta combinación ayuda a la comprensión de las emociones y sentimientos ayudando a profundizar en el sentido de una situación en concreto o de acontecimientos que puedan estar afectándonos emocionalmente.

Saturno y la Luna

Saturno es el planeta regente de Capricornio. Saturno expresa sobre todo seguridad, perseverancia, disciplina y limitaciones, entre otras muchas características. Su combinación con la Luna teniendo en cuenta, que Capricornio es el signo opuesto a Cáncer, regente lunar, siempre enfría las emociones y en cierta forma, limita la expresión o manifestación de las mismas. También nos aporta cierto control sobre nuestros estados anímicos y emocionales, contribuyendo a ostentar estabilidad y seguridad, que es lo que expresaremos hacia el exterior.

Urano y la Luna

Urano es el planeta regente de Acuario. Urano expresa sobre todo libertad, independencia, rebeldía, cambios y energía, entre otras muchas características. Su combinación con la Luna trae consigo una respuesta emocional explosiva y repentina. La idea de Urano es la de romper con las cadenas o limitaciones que nos coartan en nuestra libre expresión emocional, y con esta combinación, precisamente la idea sería la de romper con el control al que nos sometemos emocionalmente para encontrar y expresar nuestras emociones con total libertad y sin tapujos de ningún tipo.

Neptuno y la Luna

Neptuno es el planeta regente de Piscis. Neptuno expresa sobre todo la imaginación, la espiritualidad, la percepción, el sacrificio y los sueños. Su combinación con la Luna trae consigo algo de confusión a nuestro mundo emocional, teniendo una acentuada tendencia al autoengaño emocional e ideales muy elevados en el concepto de los sentimientos, sobre todo en las relaciones afectivas. En muchos casos los aspectos de Neptuno con la Luna, más tarde nos ponen de manifiesto la realidad cotidiana y en muchos casos, da paso a vaivenes emocionales pronunciados.

Plutón y la Luna

Plutón es el planeta regente de Escorpio. Plutón expresa sobre todo la transformación, la muerte, el sexo, el poder y la profundidad. Su combinación con la Luna trae consigo la transformación emocional a través de la profundización en las mimas. A su vez, las emociones son canalizadas a través del sexo y el contacto físico se hace imprescindible para comprender y empatizar con las propias emociones, así como en un intercambio emocional en las relaciones íntimas.

La Luna en sus fases hará que estos aspectos y combinaciones sean más o menos pronunciados en el sentido, que con la Luna Llena estos aspectos se enfatizarán, con la Luna Nueva estarán en declive, con la Luna Creciente irán progresivamente y con la Luna Decreciente, irán en retrocesión.


Fuentes consultadas para la elaboración de este artículo:

BIBLIOGRÁFICAS:

Manual de Astrología Moderna. Eloy R. Dumón. 5ª Edición. Editorial Kier. 1996. Buenos Aires (Argentina).

Artículo elaborado y publicado por   Gawain  exclusivamente para www.aliciagalvan.com  .

Enlace Permanente: http://www.aliciagalvan.com/articulos/astrologia/fases-de-la-luna-y-sus-influencias/